De estar demonizados a arrasar con demanda récord: El secreto del éxito del primer eurobono

La UE ha emitido su primer eurobono para financiar el fondo de recuperación con una demanda que supera en 14 veces la oferta. Te explicamos por qué gustan tanto los denostados eurobonos

Guardar

16/06/2021 08:02

Primero fue Angela Merkel en 2012. Dijo 'no' a los eurobonos "mientras ella viviera". En 2020 fueron los llamados países frugales, que calificaron dar el paso hacia los eurobonos como "cruzar el Rubicón", como dijo Mark Rutte, primer ministro holandés.

La deuda mutualizada o compartida entre los países de la Unión Europea ha sido una idea denostada por muchos desde su concepción hace una década… hasta ahora.

El 15 de junio de 2021 se ha emitido el primer eurobono a 10 años para financiar el fondo de recuperación europeo, valorado en 750.000 millones. La demanda de los inversores por estos títulos han superado en 14 veces la oferta. ¿Por qué ha arrasado tanto un instrumento denostado por políticos de la talla de Merkel?

Te lo contamos en este podcast de Expediente Abierto.

De estar demonizados a arrasar con demanda récord: El secreto del éxito del primero eurobono

Te puede interesar:

Pasar de estar denostados a arrasar en los mercados les ha costado a los eurobonos ni más ni menos que una década. La idea de estos títulos de deuda avalados por todos los Estados de la Unión Europea nació en el marco de la crisis deuda soberana de 2011.

Entonces, con las primas de riesgo disparadas, Angela Merkel no quería que Alemania pagara por los despilfarros de los del sur. Por eso, la canciller fue contundente respecto a los eurobonos. Mientras ella viviera no los quería, dijo. Casi diez años más tarde, a sus 66 años, Merkel ha tenido que vivir para ver el primer eurobono. ¿Cómo funciona la emisión de deuda mutualizada que se ha llevado a cabo este martes?

El mecanismo del primer eurobono

Este eurobono ha sido el primero utilizado para financiar el famoso fondo de recuperación de la Unión Europea, valorado en 750.000 millones de euros. Todo ese dinero llegará gracias a los eurobonos que emita la Comisión Europea en nombre de la UE. Pero, ¿quién devuelve el dinero?

De momento la respuesta a esa pregunta sigue en el aire. La amortización o devolución no comienza hasta el año 2027 y termina dentro de 37 años, en 2058. Por eso, hay ideas encima de la mesa pero todavía no se ha concretado nada.

Lo único que se sabe es que de esos 750.000 millones del fondo repartidos entre los países, 360.000 millones llegarán a los Estados en forma de préstamos. Por lo tanto, esos 360.000 millones tendrán que ser devueltos a la hucha de la Comisión Europea.

Sin embargo, otra idea encima de la mesa es la de financiar los eurobonos a través de nuevos impuestos comunitarios. Por ejemplo, con una tasa sobre el carbono o con la famosa tasa Google.

El secreto está... en el rating y la prima

La Comisión tendrá que emitir eurobonos por un valor de unos 750.000 millones de euros, que será la mayor emisión de deuda de la historia en euros, según los expertos de Bankinter. ¿Hay demanda suficiente para tanto papel?

En esta primera emisión, donde se ha captado finalmente 20.000 millones de los 10.000 millones planteados inicialmente, la demanda ha superado la oferta en 14 veces. Javier Domínguez, gestor de Auriga Bonos, cree que uno de los motivos para explicar esa reacción de los inversores está en la novedad de la Unión Europea como emisor.

"Es un emisor que está muy poco en los mercados y eso siempre abre mucho apetito. Los inversores quieren tener gran variedad de diversificación de nombres", explica.

En la renta fija, el rating del emisor también es una variable crucial a la hora de tomar una decisión de inversor. En el caso de la Comisión Europea, el rating está en el triple A, la calificación de la mismísima Alemania, cuya deuda se considera tan segura que el país se financia a tipos negativos.

Teniendo el mismo rating que Alemania, ¿tienen los eurobonos alguna ventaja sobre el bund alemán? Sí, su rentabilidad. La emisión de este martes se ha cerrado a un tipo de interés del 0,06% frente al -0,25% al que cotiza la deuda alemana a 10 años. Para Dominguez esos casi 30 puntos de prima sobre el bund son "interesantes".

Noticias relacionadas