"Para criticar una sentencia primero hay que leérsela"

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

09/03/2017 11:25

Capital Radio se desplaza hasta la universidad San Pablo CEU para acercar el universo del derecho a los alumnos y oyentes. En la mayor parte de las ocasiones, las sentencias vuelan por los medios de comunicación sin una consistencia clara. Juan Ortiz Úrculo, ex fiscal general del Estado y socio de Cremades & Calvo-Sotelo, considera que "para criticar una sentencia primero hay que leérsela", porque en ocasiones damos por hecho que se han cometido delitos que no han sido probados en ningún momento, y que como tal no pueden ser susceptibles de conllevar ningún tipo de pena.



En el caso Noos, la sentencia es larga y exime de numerosos delitos a los principales acusados porque no se han podido demostrar en su totalidad. Además, no se han aplicado esos criterios ejemplarizantes que se venían aplicando ultimamente. "El derecho penal se ha convertido en un arma política y en un instrumento de presión social". Ignacio Fuster-Frabra, socio director de Fuster-Fabra abogados, asegura que "el ciudadano está cansado de que las responsabilidades de los políticos y gestores públicos no lleguen a último término".

Carlos Pérez del Valle, Decano de Derecho de CEU Abat Oliva asegura, respecto del caso de las tarjetas blacks, "que ha influido la circunstancia atenuante de devolución del dinero para muchos de los acusados". Además, se desligó el hecho de que fuera delito fiscal, Miguel Pérez de Ayala considera "que aunque pueda haber delitos de otro tipo, en el caso de las blacks está costando demostrar que exista ese delito".

"No hay en todo caso que alarmar al ciudadano". Arcadio García Montoro, abogado penalista y director del programa Ventaja Legal de Capital Radio, confía en la justicia y en que se "aplique siempre la ley, más allá de los delitos que se pidan desde la opinión pública".

La justicia es lenta y mejorable, pero necesita más recursos. Sólo de esa forma se podrán cubrir todos los frentes que tiene abiertos el sector. Es uno de los ministerios con menores recursos y a los que mayores capacidades se le exigen.

Noticias relacionadas