Guía del hogar por ACR para aprovechar la eficiencia energética

Guía del hogar por ACR para aprovechar la eficiencia energética

Meli Torres

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

13/07/2017 09:49

Las normativas europeas indican que a partir de 2020 todos los edificios de nueva construcción deberán contar con el máximo grado de eficiencia energética Y Para lograrlo, desde ACR Grupo han elaborado un guía donde se encuentran todas las medidas y acciones adicionales que podemos realizar de forma muy sencilla en nuestra vivienda para conseguir un uso responsable de la energía contribuyendo a minimizar el impacto ambiental. Estas medidas repercutirán en un ahorro en las diferentes facturas de electricidad, gas y agua. David Botín, director del área de promoción inmobiliaria de ACR Grupo nos da diez claves para hacer un hogar más eficiente energéticamente.



10 CLAVES PARA APROVECHAR AL MÁXIMO LA EFICIENCIA ENERGÉTICA DE TU HOGAR

1.- NO CONFUNDAS CALOR CON COMFORT!!!

Tendemos a subir la temperatura en invierno asociándolo con un mayor confort en la vivienda, pero la temperatura debe situarse entre los 19 y 21ºC. Cada grado de más genera un incremento en el consumo de energía de casi un 7%. Utiliza prendas más calientes y no modifiques la temperatura de la calefacción para evitar los picos de consumo.

En verano, sin embargo, tanto si dispones de aire acondicionado como si no, hay que mantener la temperatura entre 23 y 25ºC obteniendo una temperatura equilibrada y confortable. Cada grado que intentamos reducir en la temperatura de la vivienda, supondrá un incremento de casi un 8% en el consumo.

  1. APAGA LA CALEFACCIÓN


La afirmación de que apagar y encender la calefacción conlleva un mayor consumo de energía no es correcta. Dejar la calefacción encendida todo el día supone un 70% más de consumo que si la encendemos al llegar a casa. Aunque para llegar a la temperatura adecuada se produce un pico de consumo, merece la pena apagar la calefacción si no estamos en la vivienda o por la noche. Además, el exceso de calor durante la noche perjudica el descanso de los ocupantes.

La mejor solución es disponer de un termostato regulable para programar el sistema de forma que por la noche la calefacción se apague o disminuya su temperatura. Esta medida puede recortar hasta un 13% el consumo anual de calefacción.

  1. PARA VENTILAR, MÁS NO ES MEJOR


¿Puedes creer que con solo 10 minutos de ventilación, el aire se regenera completamente en el interior de nuestra vivienda? La creencia común de que cuanto mayor es el tiempo de ventilación, mejor, es errónea. Si mantienes las ventanas abiertas más tiempo del adecuado, el porcentaje de aire renovado por minuto desciende a la vez que la temperatura de la vivienda aumenta o disminuye (según la época del año), lo que repercute directamente en un mayor consumo de refrigeración o calefacción, para alcanzar la temperatura deseada.

  1. LAS SOLUCIONES TRADICIONELES…FUNCIONAN


Los ventiladores son una alternativa que reduce la sensación térmica entre 3 y 5ºC y el consumo eléctrico en un 80% frente al aparato de aire acondicionado. Si te inclinas por esta alternativa, consejo: los ventiladores de techo son los más eficientes.

Es vital evitar que las ventanas reciban de forma directa la radiación solar. Instalar toldos reduce en un 60% la demanda de refrigeración. Si no dispones o no puedes realizar la instalación de toldos, es fundamental bajar las persianas, estores, cortinas y así evitar la entrada de sol de forma directa en la vivienda.

  1. CONTROLA EL CAUDAL


¿Sabías que cada persona consume una media de 110 y 130 litros de agua al día?

Una gota de agua por segundo son 30 litros al día más de consumo de agua. El caudal óptimo de un grifo debe encontrarse alrededor de los 6 litros por minuto. Para poder controlar esto existen en el mercado aireadores y reductores de caudal para los distintos grifos de la vivienda que permiten controlar el consumo de agua. Son de facilísima instalación y de mínimo mantenimiento.

Dejar correr el agua… tiene sus consecuencias.

  1. APUESTA POR EL USO DE LED Y DE BAJO CONSUMO


Las bombillas de tipo LED y las de bajo consumo son un tipo de bombillas que son mucho más eficientes, cuentan con una mayor vida útil y su rendimiento es superior a las convencionales (incandescentes). A pesar de tener un coste mayor, este se recupera de forma muy rápida ya que llegan a presentar un ahorro del 80%-90% en la factura de electricidad.

  1. A+++


Todos los electrodomésticos tienen la obligación de disponer de un etiquetado energético que definen la capacidad que tiene para realizar su función con el menor consumo energético. Teniendo en cuenta la vida útil larga y que la mayoría permanecen conectados permanentemente, la eficiencia energética es fundamental.

Los aparatos más eficientes pueden llegar a consumir menos de un 30% del total consumido por un electrodoméstico medio. Los menos eficientes, sin embargo, pueden tener un consumo superior al 125%. La diferencia entre la compra de un electrodoméstico más eficiente (A)  y menos eficiente (D) puede llegar a ser superior al 95%.

8.-CALENTAR EL AGUA, CUESTA

En aquellos electrodomésticos que utilizan el agua, siempre es mejor la utilización de programas cortos o en los que no deben calentar la temperatura del agua, ya que por cada litro que se caliente, el consumo se incrementa en 0,10 €. Otra opción son los electrodomésticos bitérmicos, que disponen de toma de agua caliente directa, sin necesidad de calentarla.

9.-UTILIZA BIEN EL CALOR EN LA COCINA

La cocina es uno de los puntos de la casa que más energía gasta, por eso hay que saber algunos trucos que pueden hacer bajar la factura de manera notable. En el caso del horno ponerlo a máxima no lo calienta antes, pero si genera un gasto mayor.

Otras opciones que nos ayudaran a ahorrar son cocinar con tapa ya que no se disipa tanto calor o apagar el fuego un poco antes de la finalización del plato, ya que aprovecharemos el calor residual sin coste alguno. Pero, si lo que necesitas es solo calentar la comida, la mejor opción es utilizar el microondas, ya que su consumo es mucho menor.

.

  1. DESENCHÚFATE. NO AL STAND BY. Conecta los aparatos a la corriente únicamente cuando se encuentren descargados. De esta forma alargarás su vida útil y ahorrarás en el consumo de energía eléctrica


La mayoría de los dispositivos disponen de un estado ‘Stand by’ en el que se encuentran conectados, pero en reposo. No apagar del todo las pantallas y no desenchufar todos los aparatos electrónicos, puede llegar a producir un consumo de entre un 7-11% superior de electricidad. Un Consejo: Utiliza una regleta para conectar todos los aparatos de forma que se más sencillo cortar la corriente de todos los aparatos a la vez.

 
Publicidad

Noticias relacionadas