Las telecomunicaciones en España: un sector de futuro

En los Debates de Transforma España, analizamos cómo está este sector en nuestro país y qué retos tiene por delante en la nueva revolución digital

Guardar

09/07/2021 08:47

Esta semana en los Debates de Transforma España, con Eduardo Serra y Federico Quevedo, hablamos del sector de las telecomunicaciones en nuestro país, su presente y su futuro. Para ello nos acompañan Elena Otero-Novas, directora de Legal, Regulación y Seguridad Corporativa y Secretaria del Consejo de Vodafone España, y Luz Usamentiaga, directora de Regulación, Relaciones Institucionales, Comunicación Externa, Responsabilidad Social Corporativa y Fundación Orange España.

Escucha el programa completo en este podcast:

Debate Transforma España: La Importancia de las Telecomunicaciones en España

Hoy nos acompañan Elena Otero-Novas, directora de Legal, Regulación y Seguridad Corporativa. Secretaria del Consejo de Vodafone España y Luz Usamentiaga, directora de Regulación, Relaciones Institucionales, Comunicación Externa, RSC, y Fundacion de Orange España. Con Eduardo Serra, moderado por Federico Quevedo.

En este sector, en palabras de Eduardo Serra, se han hecho muy bien las cosas. Explica que hace 25 años se empezó un proceso de liberalización que ha salido muy bien, tanto desde el punto de vista regulatorio como de las inversiones. "Es un sector de futuro", afirma el presidente de la Fundación Transforma España. Y es que se trata de un segmento fundamental para el desarrollo digital.

Señala también que en telecomunicaciones, en los últimos veinte años, se han hecho unas inversiones de más de 120 mil millones de euros, y apunta que, frente al aumento general del IPC en un 53-59%, en este sector ha disminuido más de un 22%.

"Este sector ha sido una historia de éxito, no exenta de problemas y dificultades", opina Luz Usamentiaga, que considera que la pandemia ha puesto de manifiesto la fortaleza de las telecomunicaciones, lo esenciales que son y lo bien que han funcionado las cosas.

La secretaria del Consejo de Vodafone España, Elena Otero-Novas, detalla que esta compañía, con más de 20 años en nuestro país, lleva invertidos más de 27 mil millones, y eso a pesar de que los ingresos minoristas han bajado en el sector progresivamente. "Esto no necesariamente es sostenible a lo largo del tiempo; este es el gran reto y la gran encrucijada del sector", indica.

"Quizás nunca hemos estado mejor preparados frente a una nueva revolución digital"

Elena Otero-Novas explica que el 5G tendrá una gran valor transformador de la economía. "La economía española está necesitada de esa transformación, la industria, y el empleo que arrastra esa industria", asegura, y opina que esto no puede ocurrir sin una buena conectividad, que, en estos momentos pasa por el despliegue del 5G.

Desde Vodafone consideran que no nos podemos perder esta carrera y esta oportunidad en España.

En la misma línea, la directora de Regulación, Relaciones Institucionales, Comunicación Externa, RSC y Fundación Orange España, Luz Usamentiaga, subraya que "quizá nunca hemos estado mejor preparados frente a una nueva revolución digital". Considera que no podemos permitirnos el lujo de no aprovechar esta oportunidad, y remarca que en nuestro país tenemos las infraestructuras, grandes empresas, un tejido de pymes y talento.

Transforma España estudio
Los Debates de Transforma España en los estudios de Capital Radio

La digitalización y los fondos europeos

"Los ingresos de hoy son la inversión de mañana", explica Usamentiaga. Afirma que hemos estado dedicando anualmente el 20% de nuestros ingresos a seguir invirtiendo en redes. "Hemos llevado un ritmo inversor en los cinco últimos años de 1.000 millones de euros anuales para construir la red de fibra, seguir evolucionando la red de 4G, ahora el 5G".

La digitalización nos permitirá, según la directora de Regulación, Relaciones Institucionales, Comunicación Externa, RSC y Fundación Orange España , una mejor calidad en la educación, la sanidad y el comercio. Gracias a la digitalización, las pymes pueden ser más competitivas, y eso es positivo.

Antes de que el gobierno presentara una propuesta, presentaron el proyecto "España por 10" que partía de la premisa de varios estudios que demostraban que la multiplicación por 10 del acceso a Internet se traducía en una multiplicación por 10 en el PIB. Estamos ante una oportunidad de transición tecnológica fundamental con la fibra o con el 5G, ya que podemos mejorar nuestra economía.

Elena Otero-Novas opina que tenemos "margen de mejora" y que la liberalización que se hizo en Europa en los años 90 ha sido "fabulosa para el sector" porque lo ha dinamizado y lo ha abierto a la competencia.

La competencia no solo trae capitales privados que descargan al presupuesto público, sino que también trae innovación. No obstante, en Europa la regulación necesita ser corregida, porque se ha puesto el foco en la competencia, pero hay que buscar un nivel de competencia sostenible. "Si lo que queremos es una hipercompetencia del sector, nos cargamos absolutamente la posibilidad de que haya esa economía de escala y, por tanto, el sector no es sostenible. Ese es el problema que estamos teniendo", asegura.

Usamentiaga coincide con Otero-Novas, y añade que merece la pena revisar esa lucha constante y esa primacía por el precio final de los servicios. La evolución de la regulación tiene que llegar a esa sostenibilidad.

Eduardo Serra afirma que el actual gobierno ha hecho "una apuesta decidida" por la digitalización. El 20% de los fondos europeos que iban a ir a la digitalización, el gobierno ha dicho que pasará a ser el 30% y eso "dará resultados muy pronto". Y matiza: "tenemos que hacer todo lo necesario para que eso al final no se quede sin llegar a España porque no lo hemos ejecutado bien". Cree que la colaboración público-privada es un factor importante aquí.

España tiene dos brechas pendientes para llegar a ser líder en inversión de infraestructuras en telecomunicaciones: la brecha de capacitación socioeconómica y la territorial. En el ámbito territorial, todavía existe una gran falta de conectividad en las zonas rurales y el mercado es insuficiente porque no es rentable. Todo lo que se mejore en regulación y fiscalidad, se traducirá en una mejora de la inversión. Y el reto es conseguir que todo esto sea sostenible.

Sea como sea, los fondos europeos son una oportunidad para cubrir esas dos brechas. Elena Otero-Novas opina que esa infraestructura en zonas rurales terminará por incorporarse.

Por otra parte, estos cambios producirán oportunidades de negocio porque llevar esas infraestructuras a esos territorios también implica llevar telemedicina, cibereducación, comercio electrónico, etc. Nuevas competencias digitales para adquirir esos servicios y oportunidades de riqueza y creación de empleo.

Noticias relacionadas