Descubre una Galicia desconocida

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

21/05/2018 14:14

Os recomendamos una ruta que ningún buen viajero se debe perder, un viaje que nos propone ir de faro en faro, pero siempre disfrutando del camino y lo que nos ofrece, la Ruta de los Faros de Galicia.


Los faros despiertan una atracción especial en todos aquellos que aman el mar. Amar el mar, o la mar, como lo llamaba el mismísimo Ernest Heminway y los propios pescadores, no exige haberse criado junto a él. Uno puede haber nacido a cientos de kilómetros y sin embargo, desearlo tanto o más que el que lo tiene a sus pies cada día.


Sentir su brisa, su aroma, su imponente fuerza al chocar contra las rocas, hundir los pies en la arena mojada… son algunas de las mejores sensaciones de este impresionante gigante de la naturaleza. Salvaje, indómito, a veces manso… el mar es para los marineros mucho más que su sustento. Es, en todo caso, un modo de vida que una vez que te atrapa, te hace amarlo y respetarlo hasta el fin de tus días.


en ruta coche (22) 300 dpi

La Ruta de los Faros de Galicia propone un itinerario turístico en carretera por toda la costa gallega, uniendo las Rías Altas y las Baixas con la costa cantábrica y la costa atlántica, desde Ribadeo hasta A Guarda. El viajero puede realizarla en coche, autocaravana o motocicleta, y los más atrevidos pueden optar por la bicicleta.

Aparte, existe una variante marítima que plantea recorrer los clubes náuticos que ostentan la Q de calidad de Galicia. De hecho, es la única que permite la obtención de la credencial de peregrino realizando una travesía náutica.

La Ruta de los Faros de Galicia sugiere visitar algunos de los municipios más bellos de las Rías Baixas como Muros e Noia, Arousa, Pontevedra y Vigo. Continuar explorando las localidades más atractivas de las Rías Altas, tales como Ribadeo, Viveiro, O Barqueiro o Foz y grandes tramos de costa abierta al mar en Ferrolterra, Costa da Morte o entre Baiona y A Guarda.

La propuesta se completa visitando paisajes naturales de belleza extraordinaria como la Cascada del Ézaro, inmensos arenales, Parques Naturales como el de las Dunas de Corrubedo, el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, que incluye las islas Cíes, las Ons, Sálvora y Cortegada. Y, por supuesto, los faros repartidos  a lo largo de la fascinante costa gallega, desde Punta Roncadoira, en Lugo, hasta Faro Silleiro, en  Baiona (Pontevedra).

Este singular trazado propone descubrir, la diversidad de una tierra mágica, a través de: 50 paseos indispensables, 100 puntos geográficos imprescindibles o un centenar de restaurantes, ideales para quien quiere degustar el mejor marisco o pescado fresco, descargado en los puertos y lonjas próximas.

Además, pone a disposición del viajero un listado de alojamientos recomendados en los que prima un cuidado servicio de atención al cliente  y, lo más novedoso, las actividades mariñeiras. A través de las cuales, la ruta implica a las gentes que tienen en el mar su medio de vida para trasladar al visitante la esencia de la vida marinera.

Las redeiras de Corme, las mariscadoras de Guimatur o los carpinteros de Ribera Francisco Fra de San Ciprián, que construyen una extensa variedad de embarcaciones, son algunos de los profesionales que junto a guías turísticos especializados introducirán al visitante en el día a día de estos tradicionales oficios milenarios que en pleno siglo XXI se siguen practicando.

La Ruta de los Faros de Galicia ofrece varias posibilidades, aunque recomienda hacer A Ruta dos Faros desde A Guarda hasta Ribadeo o comenzando en Ribadeo y finalizando en A Guarda, ya que el trazado se puede realizar en ambos sentidos.

Otra opción es hacer A Ruta dos Faros completa, que incluye los dos itinerarios y, además, todos los recursos recomendados que ofrece este maravilloso viaje, los paseos y los hitos de la Galicia Mariñeira.

Una oportunidad única para que cualquier viajero pueda descubrir la parte más desconocida de Galicia.

Noticias relacionadas