Estados Unidos ante la toma de poder de Joe Biden: Se respira una “tensa calma”

Donald Trump no acudirá a la toma de posesión de Joe Biden y las autoridades han pedido a los ciudadanos que tampoco acudan a esta cita histórica que marca el fin de una era

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

3 min

19/01/2021 22:41

La sociedad estadounidense se encuentra dividida. Puede parecer una obviedad o una frase vacía, pero lo cierto es que esa división puede traer consecuencias dramáticas. El asalto al Capitolio lo puso de manifiesto. A día de hoy, y tal y como nos explica el experto en EEUU, Daniel Brian García, el país se encuentra bajo una “tensa calma” y se ha blindado ante otro posible episodio de violencia durante la toma de posesión de Joe Biden. El FBI ha advertido sobre posibles revueltas armadas por toda la nación y las autoridades han pedido a los ciudadanos que no asistan a presenciar este hecho histórico, que suele congregar a grandes multitudes.

La propia alcaldesa de Washington D.C, Muriel Bowser, ha puesto la ciudad bajo alerta máxima y ha comunicado a sus ciudadanos que no acudan a los actos de la toma de posesión de Joe Biden, algo que históricamente no había ocurrido jamás.

Desde 1869, no se daba una toma de posesión sin la presencia del anterior Presidente, tal y como ocurrirá este año. Esto demuestra que Trump mantiene, en cierto modo, sus acusaciones de que las elecciones han sido fraudulentas, a pesar de que los tribunales le han quitado la razón.

Entrevista a Daniel Brian: en Estados Unidos se respira una "tensa calma"

En El Balance, entrevistamos a Daniel Brian García Padillo: empresario, abogado y experto en EEUU.

¿Qué pasa con el segundo "impeachment" a Trump?

Trump ha hecho muchas cosas que merecen este "impeachment" según Daniel Brian, "y los que insisten en ello, creen que lo que ha hecho es muy grave y debe quedar grabado en la historia de Estados Unidos" concluye. La acusación es muy seria: se le juzgaría por instigar a ese asalto al Capitolio del 6 de enero, que se saldó con cinco fallecidos. Y si, finalmente el impeachment sale adelante, Trump no podría volver a presentarse como Presidente de los Estados Unidos en 2024.

“La pérdida de la remuneración que recibiría por haber ocupado la silla del Despacho Oval no creo que signifique una grave amenaza para Trump, el problema es que vuelva en 2024. Eso es lo que temen muchos ciudadanos estadounidenses” aclara Daniel Brian.

Además, dejando de lado este "impeachment," tiene varias cuentas pendientes con la justicia. Trump tiene abiertos muchos frentes judiciales abiertos y los ha superado hasta ahora por su posición. “Ha utilizado su rol presidencial como una especie de manta de protección sobre él y ahora, tendrá que hacerle frente a los puntos que ha estado omitiendo durante su Mandato” nos explica el experto en EEUU.

Según nos explica Daniel, es posible que sí se siente en el banquillo, ya que ha disfrutado de mucha protección siendo presidente y al ser un ciudadano más otra vez, aunque tiene mucho dinero, perderá ciertos beneficios. Por ejemplo, alguna de las repercusiones de su mandato ha sido que importantes empresas inmobiliarias ya no quieran trabajar con él ni sus edificios. Por lo que, parece que el Imperio Trump se hunde.

¿Qué tarea tiene por delante Biden de puertas para dentro?

Trump le está quitando todo el protagonismo a Joe Biden, candidato más votado en la historia de Estados Unidos, en estos últimos días de mandato.

Y ahora, la tarea de Biden no es sencilla; va a tener un rol muy complicado ya que su deber principal es unir a esos estadounidenses que Donald Trump ha separado. El demócrata va a tener que estar a la altura si quiere unir a todo el país, señala el experto. El que será el 46º Presidente de los Estados Unidos deberá hacer frente a las crispaciones creadas en los últimos años.

Donald Trump, para muchos, antes del COVID, fue un buen Presidente para el país. En las relaciones con China, se han visto ventajas para la nación por ejemplo. E incluso, el dólar subió por encima del euro. Por esto y algunas cosas más, algunos aclamaban, y aclaman, al aún Presidente de Estados Unidos.

Posición del Partido Republicano tras el paso de Donald Trump

El Partido Republicano está viviendo una crisis de identidad porque el republicanismo estadounidense no es el trumpismo, es ajeno a Trump.

Donald ganó como candidato republicano casi por sorpresa, “ni en broma la gente creía que Trump llegaría al poder” comenta Brian. Es todo lo opuesto a lo que se considera ser republicano, Trump ha roto todos los moldes.

Noticias relacionadas