Francia: otra semana de huelgas

Guardar

AUTOR

ETIQUETAS

francia

huelga

TIEMPO DE LECTURA

1 min

30/05/2016 05:56

Francia se prepara para un nuevo pulso entre el Gobierno y gran parte de los sindicatos por la reforma laboral que tramita el Ejecutivo socialista. Un polémico texto que se enfrentará esta semana a otra oleada de huelgas y bloqueos en el sector del transporte público.

"Retirar el texto sería malo para los asalariados. Mi puerta está siempre abierta, siempre estoy dispuesto a hablar" pero "considero que es mi responsabilidad ir hasta el final", ha asegurado el primer ministro, Manuel Valls, en una entrevista publicada este sábado en Le Parisien, antes de reunirse con representantes del sector petrolero.

Tras ese encuentro, el Ejecutivo diagnosticó una mejoría en la persistente crisis de abastecimiento de combustible y garantizó el suministro de petróleo, después de una semana con largas esperas en las gasolineras de todo el país ante la escasez provocada por el bloqueo de depósitos y refinerías por huelguistas.Esa reunión supuso también un nuevo gesto de firmeza del Gobierno, que ha cerrado filas en torno al proyecto de ley y promete aguantar el desafío sindical durante el mes que queda para su ratificación definitiva en la Asamblea Nacional.

Entre los puntos más polémicos de la llamada "ley El Khomri", por el apellido de la ministra de Trabajo, Myriam El Khomri, como un techo orientativo a las indemnizaciones por cese o las condiciones para justificar un despido económico, destaca el artículo que privilegia los acuerdos entre empresarios y trabajadores frente a los convenios colectivos.

El estallido social, que se prolonga desde el pasado enero y se ha recrudecido en las últimas semanas, le ha pasado factura a sus principales actores.La popularidad de Valls se sitúa en el 24 %, su nivel más bajo desde que tomó las riendas del Gobierno en marzo de 2014 tras una sangría de 15 puntos de aprobación desde el pasado enero y 6 sólo en el mes de abril.

Pero también se sufre la imagen de Philippe Martinez, el líder de la Confederación General de Trabajadores (CGT), primer sindicato de Francia por afiliados y la más aguerrida de las siete organizaciones que se oponen a la reforma.

A dos semanas de que empiece la Eurocopa de Francia, las protestas serán el preludio de una nueva jornada de movilización general en las calles programada para el 14 de junio.

Noticias relacionadas