Gemelos de Plata y los mejores restaurantes

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

22/10/2014 19:26

En Gran Vía descubrimos en la calle Barco un pequeño restaurante llamado La Gastrocroquetería de Chema. En él, su chef Chema Soler dispone de un espacio denominado L ́Atelier , en el que sirve un magnífico menú degustación al módico precio de 30 euros , confeccionado por platos muy interesantes.

Otro restaurante que merece mucho la pena en este sentido es La Candela. Durante la pasada temporada estaba situado en Valdemorillo y se convirtió en centro de peregrinación de foodies. A finales de agosto, se
han trasladado a Madrid, concretamente a la calle Amnistía, muy cerca de la plaza de Ópera y del Teatro Real. En la Candela, en un acogedor comedor decorado con toques entre kitchy vintage, un joven e ilusionado equipo a cuya cabeza se encuentra Samí

Alí, un madrileño de ascendencia sudanesa y Sión Calderón al mando de la sala, ofrecen dos menús degustación por los que desfilan platos de fusión, divertidos, para comer con las manos muchos de ellos y que a buen seguro os sorprenderán.

Otro ejemplo a citar sería el de Bacira , un coqueto comedor junto a la Plaza de Olavide, donde tres jóvenes chefs que se habían conocido en los fogones de Nikkei 225 , Vicente de la Red , Carlos Langreo y Miguel Zapata, sirven una interesante cocina de fusión mediterránea con toques asiáticos que está convirtiéndolo en unos de los éxitos de la temporada.

Y como todavía, las temperaturas invitan a acercarse a la sierra los fines de semana, voy a daros un par de direcciones donde probar esta interesante cocina de autor fuera de la capital.

En San Lorenzo del Escorial , Dani Ochoa y luis Moreno cosechan todo tipo de éxitos en Montia. Cocina autóctona con especial predilección por el producto madrileño y platos creativos perfectamente ejecutados y presentados, les llevaron este mismo año a recibir el Premio al Restaurante Revelación en Madrid Fusión. Es uno de esos lugares, que si te gusta la cocina de autor hay que conocer sí o sí.

Por último os mencionaré uno de mis restaurantes favoritos. La Sopa Boba; situado durante años en una peculiar cabaña de madera en la localidad de Guadarrama , se trasladó hace meses a Alpedrete. En la Sopa Boba , su chef y alma mater Fernando Limón cocina con absoluta genialidad y pasión, platos innovadores , transgresores , muchos veces inimaginables , pero siempre divertidos. Su Relación Precio Calidad es simplemente espectacular.

Noticias relacionadas