Semana negra para OHL

Guardar

ETIQUETAS

ohl

villar mir

tyrus

TIEMPO DE LECTURA

1 min

05/08/2016 17:17

OHL ha subido un 8% al cierre tras lograr invertir las abultadas pérdidas con que arrancó la jornada después de que el Grupo Villar Mir, su accionista de control, asegurara que el fondo Tyrus se mantendrá como segundo accionista de la constructora hasta al menos mayo de 2007. A pesar del repunte, la compañía cierra su 'semana negra' en Bolsa con una pérdida acumulada del 33%, esto es, un tercio de su valor. En lo que va de año ya se deja más de la mitad, un 56%. A la conclusión de su turbulenta semana bursátil, OHL logra recuperar la cota de los 2 euros por acción, dado que finalizó en 2,279 euros por título.

OHL comenzaba su semana de desplome bursátil el pasado viernes, 29 de julio, cuando presentó sus resultados semestrales. Las cuentas arrojaron un descenso del beneficio del 94% por el impacto de los problemas surgidos en un conjunto de proyectos internacionales. A ello se sumó el martes el anuncio de la agencia de calificación Moody's, que rebajó la nota de la constructora hasta dejarla en el límite del 'bono basura', arrojando así dudas sobre el endeudamiento de la empresa.

Además, este viernes surgieron informaciones sobre la posibilidad de que Tyrus, el fondo de Mónaco que entró en OHL al tomar un 8,3% en la ampliación de capital que la empresa realizó a finales de 2015, había realizado reclamaciones al Grupo Villar Mir por la devaluación de la acción. La compañía indica, a través de una notificación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que el fondo monegasco le ha ratificado su intención de permanecer como segundo socio de OHL al menos hasta la fecha que se comprometió, el mes de mayo de 2017.

Peligra el imperio de Villar Mir

Según Reuters, el colapso bursátil de la constructora amenaza el imperio construido en los últimos 30 años por el empresario Juan Miguel Villar-Mir, un conglomerado de sociedades industriales, constructoras e inmobiliarias fuertemente apalancado. Con una deuda bancaria que a 31 de diciembre superaba los 5.170 millones de euros y un Ebitda de 1.120 millones, la compleja estructura financiera del Grupo Villar Mir necesita que OHL, su brazo cotizado, esté firme no solo en términos de negocio sino también en lo que respecta a su salud bursátil.

Pero la constructora se desangra en una bolsa repleta de tiburones bajistas tras anunciar unos resultados semestrales que mostraron pérdidas en el segundo trimestre y capital circulante negativo, lo que llevó a Moody's a rebajar su calidad de crédito hasta niveles altamente especulativos.

La constructora ha perdido casi 400 millones en una semana y capitaliza apenas 625 millones de euros. En lo que llevamos de semana, OHL ha bajado un 40%. Para ilustrar la dimensión del problema, en diciembre Grupo Villar Mir tenía un 43% de OHL en garantía de créditos por 657 millones de euros. Según documentos oficiales consultados por Reuters, Grupo Villar Mir tenía a finales de año valorada en libros su participación de OHL en 10,2 euros por acción frente a los algo más de 2 euros a los que se cambiaba la acción el viernes.

Grupo Villar Mir, que cuenta con más de 33.000 empleados en todo el mundo, tiene que anotarse un deterioro de 110 millones de euros en 2015 por ajustes del valor contable de OHL, según Reuters.

Noticias relacionadas