Behobia-San Sebastián: la salud es la meta

Guardar

11/11/2016 11:40

Por Ángel Perales / Redacción A tu Ritmo


"Las condiciones meteorológicas, sobre todo el calor, pueden afectar negativamente en tu rendimiento, e incluso en tu salud, independientemente de tu estado de forma". La organización de la Behobia de San Sebastián lo tiene claro: los corredores no pueden volver a infravalorar las condiciones meteorológicas y deben ser más realistas a la hora de afrontar una prueba exigente por su recorrido, con un sinuoso trazado a lo largo de 20 kilómetros.


Si bien el calor, como se ha comprobado en años previos, es el que más problemas genera, la lluvia o las rachas de viento pueden aliarse también contra los corredores. Aunque lo que queda más cercano en el tiempo es lo ocurrido en la última edición, en la que hubo cientos de atendidos y un fallecido en una jornada de elevadas temperaturas inusuales para un mes de noviembre. A todo ello hay que sumar el hecho de que muchos corredores subestiman la dureza de la carrera y no llegan suficientemente preparados a la cita.

Por ello, la organización de la Behobia-San Sebastián, el Club Fortuna, ha decidido tomar cartas en el asunto.

La campaña de prevención y concienciación es, junto con la bajada de inscripciones, uno de los factores más destacados de la edición de este domingo 13 de noviembre. Tras la última edición, el Club Fortuna reunió a un grupo de expertos médicos de diferentes especialidades (médicos deportivos, rehabilitadores, intensivistas, cardiólogos…) para estudiar los efectos del calor en los corredores, informar, aconsejar y evitar este tipo de factores de riesgo. El mensaje que intentan transmitir los médicos en estos casos es que el mayor peligro no es la deshidratación, sino no adecuar el esfuerzo a las condiciones meteorológicas.

Cuestionario de salud

Aunque la Behobia-San Sebastián no impone a los participantes acreditar un reconocimiento médico, la organización y el grupo de médicos lanzaron hace meses un cuestionario sobre síntomas y signos cardiológicos. Éste se compone de trece preguntas que permiten conocer el estado de salud y antecedentes de los corredores.

Según el coordinador general de la carrera, Íñigo Etxeberria, la participación en el test ha sido sorprendentemente alta: un 70% de inscritos ha respondido. De estos 21.700 corredores, el comité de médicos de la carrera ha invitado a unos 1.500 a realizarse un chequeo médico si no lo han hecho antes.

LEE TAMBÍEN: ¿Por qué pierde inscritos la Behobia-San Sebastián?

El criterio que han seguido los médicos para recomendar este reconocimiento médico, según nos cuenta Íñigo, se ha basado "en si los participantes han respondido afirmativamente al menos en una de las once últimas preguntas". Por ejemplo, con que un corredor haya respondido "sí" a "¿Has sufrido alguna vez mareo o síncope -desmayo- sin explicación aparente?" o "¿Tienes dificultad para respirar estando tumbado/a que mejora al sentarte?", debería someterse a un chequeo médico.

Las preguntas acerca de si han sido diagnosticados con alguna enfermedad del corazón, circulatoria, renal o diabetes mellitus; de si han tenido palpitaciones o sensación de aceleración del corazón sin explicación aparente; y de si algún miembro de su familia ha tiene discapacidad o ha sido diagnosticado de alguna enfermedad cardíaca antes de cumplir 50 años han sido las más respondidas conforme a los datos de Íñigo.

Novedades


Respecto a las novedades de este año, el Club Fortuna reforzará los avituallamientos para que no falten vasos de agua. Íñigo recuerda que esta fue una de las quejas de los corredores, sobre todo en el segundo avituallamiento, aunque especifica que "fue solo durante media hora". El coordinador general señala que La Behobia-San Sebastián incluye siete avituallamientos durante su trayectoria de 20 kilómetros, cuando los reglamentos internacionales recomiendan situar avituallamientos cada 5 kilómetros.

¿Cómo pueden saber los corredores qué ritmo deben mantener en función del tiempo objetivo, la temperatura o el viento?

Como novedad este año, la página web de la Behobia de San Sebastián incluye una  aplicación que cruza datos meteorológicos con el tiempo objetivo y el ritmo de carrera para obtener resultados prácticos. Se llama BSS Safe.

La App pone a disposición del corredor las siguientes variables: tiempo objetivo, ritmo objetivo, hora de salida, temperatura, velocidad del viento en km/h, y dirección del viento.

LEE TAMBIÉN: ¿Qué pasó en la Behobia-San Sebastián y por qué? 

En A tu Ritmo hemos probado la aplicación marcando la opción de predicción automática de temperatura y viento para un tiempo objetivo de 01: 40: 00, es decir, a un ritmo de 5 minutos/km. En la simulación, establecemos una temperatura de 24ºC y un viento de 10km/h, y obtenemos un tiempo óptimo de 01:48:27. Es decir, con una temperatura elevada para la época del año en la que nos encontramos, deberíamos moderar el ritmo. Debajo vemos la gráfica y la tabla que nos ofrece la aplicación.

perfil por tramos perfili por tramos behobia

Efectos del calor

Tras lo ocurrido el año pasado, en el que muchos participantes sufrieron los efectos del calor (calambres, agotamiento, síncopes…) la página web de la Behobia y la revista oficial de la carrera presentan tablas con datos y comparativas. En 2014, con una temperatura de 13º-14º, los corredores llegaron a meta 8 minutos y 27 segundos más rápido de media que en 2015, cuando las temperaturas llegaron a alcanzar los 30ºC.

Por otra parte, existe una tabla que recoge el número de atenciones médicas en la carrera a lo largo de los últimos 8 años. Se tiene en cuenta el número de participantes y la situación meteorológica. El peor año fue 2015: de 28.000 participantes que tomaron la salida, 445 fueron atendidos, con unas condiciones de 27ºC y 40% de humedad.

Comparando ese año con los demás, la carrera con el menor número de atendidos fue la de 2012, con 60. De los últimos años, fue la carrera que registró las temperaturas más bajas (10ºC), y eso que tuvo un mayor número de participantes que en las ediciones que la precedieron.

LEE otras noticias dedicadas al mundo del corredor popular

Este año, ¿toca lluvia?

Para la edición de este año, este próximo domingo 13 de noviembre, sin embargo, parece que espera otro de los fenómenos meteorológicos habituales en la costa vasca y que ha acompañado a los corredores de la Behobia-San Sebastián muchos años: la lluvia. Con temperaturas, en principio, bastante más moderadas que en 2015. Ya sea por la lluvia, el calor, el ambiente, el recorrido o por su historia, la carrera no dejará, una vez

Noticias relacionadas