¿Se puede correr con resaca?

Guardar

24/09/2016 22:43

Por Diego Rino.

Tengo un amigo que tiene una costumbre muy extraña. Siempre que tiene carrera un domingo, el día antes suele ponerse hasta las patas de 'gin tonics'. Bueno, igual tiene algo que ver con que el día anterior sea sábado y todos los sábados se 'entoñe'. Lo que sea. El caso es que, copa a copa, zancada a zancada, se está convirtiendo en una eminencia en esto de correr con resaca.

Algo que muchos entrenadores, nutricionistas, deportistas, compañeros… os dirán que no hagáis. Pero el caso es que, puestos a analizar, correr con resaca tiene más ventajas que inconvenientes.

No, en serio: NUNCA bebáis antes de una carrera. No es bueno correr con resaca. Pero, en el caso de que un día, por lo que sea (nervios pre­carrera, un cumpleaños ineludible, un agujero espacio temporal…), tengáis que correr por la mañana, después de un buen 'pedo', vamos a intentar hacer una recopilación de qué pasa en tu cuerpo después de beber, y cómo esos efectos se ven aumentados o disminuidos por el efecto del deporte.

En realidad, ¿sabéis qué? Olvidadlo. No lo hagáis nunca. NO corráis después de una borrachera...

A nivel fisiológico, los efectos más importantes del consumo de alcohol antes de correr son:

-Aumento del acetato en el hígado. Al tener que trabajar más para asimilar el alcohol, el hígado produce acetato, el cual se elimina principalmente por la orina y el sudor. Así que, cuanto más corramos, más sudaremos y más acetato eliminaremos. En este caso, punto a favor de correr con resaca.

-Deshidratación. El cuerpo sufre un efecto de deshidratación bastante chungo, por lo que hay que combatirlo con más líquido que de costumbre. Buena idea: tomar mucha bebida isotónica antes y durante la carrera. Mala idea: combatir la resaca con más cerveza.

-Deshidratación. Por dejarlo claro. Lo peor que nos pasará al correr con resaca es que nuestro cuerpo está deshidratado, por lo cual, las probabilidades de que nos den calambres y tengamos lesiones son muy altas. Razón de más para seguir el consejo del punto anterior.

-Agotamiento físico. Más que por el efecto del alcohol, si nos levantamos pronto para una carrera habiendo dormido poco, lo normal será que nuestro cuerpo esté más cansado. Así que, nada de heroicidades. Pon tu mejor cara y a paso tranquilo, que no tenemos que ganar la carrera. Es lo que se conoce en el ámbito runner como “ritmo Paquito el Chocolatero”.

LEE MÁS CONTENIDOS de interés para runners en www.correaturitmo.com

Pero que no, que no es buena idea beber antes de una carrera.

Aunque, por otra parte, el alcohol con moderación tiene un par de efectos positivos que no debemos dejar de lado:

-Te permite socializar con tus compadres antes de la carrera. Este punto es muy importante porque, coñe, hay que llevarse bien con los demás. Hay que mantener el espíritu alto y la moral de las tropas intactas.

-El alcohol desinhibe, y bloquea un poco el dolor. Mi amigo mantiene la teoría de que un 'chupito' antes de una carrera tiene el efecto mágico de hacerte perder el miedo y, por lo tanto, atreverte con la competición sin temores ni frenos. Esto es lo que se llama el “siempre a tope”.

No, de verdad, nunca bebáis antes de una carrera. Y si estáis leyendo esto después de haber bebido, y antes de correr, pues qué queréis que os diga. Como dicen en el pueblo de mi amigo: “a por una voy, dos vengáis, si venís tres no os caigáis”. No dejéis de comentarnos qué tal os ha ido.

¡Salud, compañeros runners!

ESCUCHA contenidos de interés para runners en nuestra página de audios

Descubre nuestra Radio Online 24 h.




Noticias relacionadas