Empresas y pueblos volcados con iniciativas solidarias en tiempos de coronavirus

En momentos de crisis todo suma y el altruismo llega de la mano de negocios, personas y localidades de todas las regiones de España.

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

3 min

31/03/2020 22:28

Estos días estamos siendo testigos de numerosas iniciativas solidarias que provienen de todos los niveles de la sociedad. Desde la transformación de grandes industrias como SEAT, que ha modificado su línea de producción para fabricar respiradores asistidos, hasta las iniciadas por los propios vecinos y vecinas de muchas localidades.

Puedes escuchar la crónica completa en el siguiente podcast:

Empresas y pueblos volcados con iniciativas solidarias en tiempos de coronavirus

En momentos de crisis todo suma y el altruismo llega de la mano de negocios, personas y localidades de todas las regiones de España.

No hay tiempo que perder. En Almáchar, un pueblo de la provincia de Málaga, se han puesto manos a la obra y sus habitantes han desempolvado sus máquinas de coser para dedicarse en cuerpo y alma a confeccionar trajes de protección, los famosos EPIs.

En Capital Radio hemos hablado con Aroa Palma, tesorera de la Asociación de Mujeres La Yedra de Almáchar, entidad impulsora de esta iniciativa. Nos cuenta que son unas 40 personas en el pueblo trabajando por la causa, aunque también se han empezado a sumar vecinos de localidades limítrofes.

Mientras están a la espera de recibir más tejido y elásticos para la fabricación de los trajes, se ha suministrado una primera entrega de material al Hospital Comarcal de la Axarquía (Málaga), que aglutina 450 batas y 200 mascarillas, además de 3.000 patucos y 3.000 gorros.

Un pueblo entero unido para ofrecer ayuda

Pese a los pocos recursos, todos en el pueblo arriman el hombro como buenamente pueden. "Se trata de una cadena de voluntariado, al final tu le pides favores a la gente y los va haciendo", explica Palma.

El altruismo de este pueblo malagueño proviene de todas las edades. Y es que sus jóvenes han organizado además una red de voluntariado en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad para facilitar la compra de alimentos y medicamentos a dos colectivos vulnerables: los más mayores y las familias monoparentales que no pueden dejar a sus hijos solos en casa.

El crowfunding... más necesario que nunca

Los proyectos emprendidos en los últimos días son muchos. Un grupo de amigos ha lanzado la web crowfunding 'España Colabora', que reúne más de 75 iniciativas solidarias para hacer frente a la crisis del COVID-19.

Aunque la idea original era proveer a España de equipos de protección procedentes de China, las dificultades encontradas para comprar el material en el país asiático, les obligó a trabajar en un nuevo proyecto que sirve ahora de altavoz para ideas que necesitan financiación, relata Gustavo Mazarambroz, uno de los fundadores de la plataforma web.

En estos momentos todo suma y la ayuda llega de negocios muy variopintos. Por ejemplo, Cristina Oria, propietaria de una conocida empresa de catering, lleva todos los días comida al hospital de campaña instalado en Ifema.

También a este recinto ferial madrileño ha llegado un primer lote de respiradores diseñados por tres trabajadores de emergencias sanitarias de Madrid, Asturias y Barcelona.

Su puesta en marcha ha sido posible gracias a AiCROSS, una distribuidora de piezas y equipos de repuesto aeronáuticos, que ha ofrecido su material para construir diez aceleradores de oxígeno que "consiguen una saturación en sangre cercana al 98-99%", indica José Raposo, consejero delegado de la compañía.

Pensadas para pacientes graves, pero sin necesidad de intubación, son además, clave para descolapsar los centros hospitalarios, ya que no precisa de energía eléctrica.

Daniel González, Técnico Especialista en Emergencias Sanitarias en Asturias y uno de sus creadores, ha explicado a Capital Radio que también alivian el sufrimiento de quienes fallecen por insuficiencia respiratoria, al evitar el sentimiento de asfixia.

Pero, el prometedor éxito que auguran estas máquinas se está viendo lastrado por falta de financiación. Ante la masiva petición de estas mascarillas respiratorias conocidas como BoLife, su director, Alain Díaz ha lanzado en Internet una campaña de donaciones para continuar con su fabricación.

Noticias relacionadas