El 2021 va a ser interesante para el sector inmobiliario por la llegada de los fondos europeos

Hay un plan muy ambicioso para los próximos años donde el sector va a jugar un papel muy importante en la generación de nuevos barrios que cumplan los requisitos planteados de regeneración urbana y rehabilitación

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

2 min

18/12/2020 00:47

Inversión Inmobiliaria ha dado cita a los principales CEOs del sector inmobiliario para hacer balance de 2020 y ver como se presenta el 2021 para el sector inmobiliario.

Juan Antonio Gómez-Pintado, CEO de Vía Ágora y presidente de Asprima y APCEspaña, asegura que "las previsiones actuales apuntan a que podamos ser razonablemente optimistas en 2021. Casi el 70% del producto de vivienda residencial está vendido para el próximo año. Es cierto que ha habido un descenso en el número de visados de un 30% que repercutirá en la actividad de 2021 y 2022. Sin embargo, se espera que siga habiendo una demanda importante en vivienda de obra nueva, especialmente para 2022 y en aquellas zonas más tensionadas como son las grandes capitales. En 2021 entendemos que los niveles de inversión deben recuperarse paulatinamente, hasta las 95000-100000 viviendas. Hay que tener en cuenta que, al haber menos lanzamiento de promociones y bajos tipos de interés, la vivienda puede convertirse en un valor refugio en el que invertir. El próximo año será relevante por la llegada de los fondos europeos. Hay un plan muy ambicioso para los próximos años donde el sector va a jugar un papel muy importante en la generación de nuevos barrios que cumplan los requisitos planteados de regeneración urbana y rehabilitación. El sector seguirá avanzando en la digitalización, en la construcción industrializada y en nuevas fórmulas que faciliten el acceso a la vivienda asequible.

En cuanto a los retos que tiene por delante el sector, apunta que "en el plano de la compraventa de vivienda es fundamental la puesta en marcha de avales y líneas de crédito en los préstamos de primera vivienda que estimulen y faciliten la compra. Por ejemplo, programas como el Help to Buy han logrado aumentar la compra de nuevas viviendas y facilitar el acceso de los jóvenes a su primera vivienda a través de avales del Estado. Se necesitan también medidas fiscales que incentiven la demanda, como puede ser la reducción al 4 % del IVA para la compra de primera vivienda, y modificar el IVA de las cesiones de suelo con derecho de superficie que está gravado al 21%. También es necesario que se agilicen y simplifiquen los procesos burocráticos. Para ello se debe incentivar la agilización de licencias urbanísticas para reducir los plazos en la ejecución de las obras, y apostar por la digitalización. Otro reto importante al que nos enfrentamos es el buscar líneas de actuación que ayuden a la empleabilidad de los jóvenes en paro, uno de los colectivos más afectados durante esta crisis. Y, por último, en términos de financiación, habrá que ver cómo se comporta el mercado, y si se necesitan fórmulas alternativas".

Noticias relacionadas