Cómo será el futuro de la movilidad sostenible para 2030

Naciones Unidas elaboró los Objetivos de Desarrollo sostenible para 2030. Unas metas que los grupos automovilísticos se comprometen a cumplir

Guardar

18/03/2021 16:59

Naciones Unidas (ONU) elaboró en 2015 los Objetivos de Desarrollo Sostenible, una agenda para 2030 que marca una serie de directrices sociales a seguir y que la Unión Europea (UE) se compromete a cumplir. Algunos de estos objetivos marcará cómo será el futuro de la movilidad sostenible.

Los coches eléctricos y la reducción de emisiones forman parte de los principales objetivos de los grupos automovilísticos para la movilidad sostenible. Son varias compañías que tienen una serie de retos para alcanzar de aquí a 2030 e incluso para más adelante.

Los ODS también cuentan con objetivos a largo plazo para 2050 relacionados con la descarbonización.

Grupos automovilísticos como Stellantis, Toyota o Nissan siguen con la Agenda 2030 de la ONU y se comprometen a cumplir con unos planes a futuro relacionados con la movilidad sostenible y la sostenibilidad en general.

Grupo Volkswagen

Herbert Diess, CEO de Grupo Volkswagen, presentó un programa de futuro de aquí a 2025 durante una conferencia en Wolfsburg. Este proyecto, llamado TOGETHER 2025+, se presentó el 13 de junio de 2019.

La compañía se compromete con el Acuerdo de París, un acuerdo que busca reducir las emisiones de CO2. Grupo Volkswagen tiene como objetivo llegar a cero emisiones para 2050.

Diess dijo que en 2025 VW será la empresa líder en coches eléctricos. También afirman que en el futuro ofrecerán más servicios destinados a proteger el medio ambiente, a la vez que seguirán defendiendo su rentabilidad y asegurando su beneficio económico.

Según el Grupo Volkswagen: “con propulsores eléctricos, la digitalización y la conducción autónoma, queremos que el automóvil sea limpio, seguro, silencioso e inteligente.”

Audi presenta su plan de estrategia para el futuro de la movilidad sostenible en la página web del Grupo Volkswagen: en 2025 esperan reducir las emisiones de CO2 aproximadamente un 30%, vender aproximadamente un millón de vehículos eléctricos cada año a mediados de la próxima década, ofrecer la gama más potente de automóviles eléctricos entre los competidores a medio plazo y, por último, alcanzar una movilidad neutra de CO2 en un futuro a largo plazo. De plano a un futuro más a largo plazo, creen que la empresa será completamente neutra en 2050.

Toyota

La marca nipona se marca seis desafíos para el futuro bajo el nombre de un plan llamado Toyota Environmental Challenge 2050. Tres de estos retos están relacionados con la reducción de emisiones de CO2.

Los objetivos para el futuro son los siguientes: reducir las emisiones de CO2 de los vehículos nuevos un 90% partiendo desde 2010 y eliminar las emisiones de CO2 de los proveedores y distribuciones.

TMC realizó una evaluación global en 2015 para dar con los puntos más significativos que reflejan los impactos medioambientales. De esta manera, Toyota elaboró los desafíos partiendo de estos problemas: fenómenos meteorológicos extremos relacionados con los gases invernaderos y la contaminación atmosférica de las ciudades, escasez de agua por contaminación en las ciudades, falta de recursos y fragmentación del ecosistema y pérdida de la biodiversidad.

En Toyota afirman llevan más de 20 años con la hoja de ruta de electrificación de sus coches para mejorar la movilidad sostenible en el futuro, que comenzó con el nacimiento de la tecnología híbrida. Para 2050 esperan, además de lo descrito anteriormente, optimizar el uso de agua (este año planean reducir el consumo de agua un 10%), construir una sociedad futura en armonía con la naturaleza (minimizando la contaminación acústica y lumínica de sus centros y llevando a cabo actividades de conservación) y promover sistemas de reciclaje con los aceites usados, vehículos fuera de uso, baterías de plomo SIGRAUTO, etc.

Para contribuir junto con los ODS se centrarán en las áreas de agua (agua potable y limpia), carbón (energía limpia y asequible, ciudades sostenibles y acción por el clima), materiales (control de la producción y consumo responsable) y la biodiversidad.

La Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi

Groupe Renault creen que 2022 será el año de sus objetivos respecto con respecto a los vehículos eléctricos, la economía circular y las nuevas movilidades. Según la compañía, una economía circular gestionaría eficazmente el consumo de materias primas y favorecería al medio ambiente.

La economía circular es un modelo de producción basado en el reciclaje, la reutilización de recursos, etc.

En 2022 habrían reducido su huella de carbono un 25% y un 30% para 2030 con respecto a 2010. También seguirán algunas metas del Acuerdo de París. Su mayor desafío es llegar a cero emisiones de CO2 en Europa para 2050.

Nissan también se une al objetivo de cero emisiones de CO2 para 2050. Asimismo, quieren que el 100% de los nuevos vehículos sean eléctricos a principios de la década de 2030 en Europa.

En 2017 anunciaron el Programa Verde Nissan, donde concretaban que sus objetivos para 2022 son promover la descarbonización a través de la electrificación, reducir el consumo de agua y las emisiones. Sus objetivos para los ODS son reducir el 80% de emisiones de CO2 y la dependencia de los nuevos materiales un 70% para 2050.

Mitsubishi está llevando a cabo un plan medioambiental para 2030 y 2050. Afirman querer enfrentarse a los clásicos problemas como las anteriores empresas: contaminación, cambio climático y agotamiento de los recursos. La compañía Mitsubishi se suma al Acuerdo de París, que lo apoyará a través de los vehículos eléctricos, un mayor uso de energías renovables y promoviendo una sociedad orientada al ciclismo.

En los próximos 10 años esperan reducir las emisiones de CO2 un 40% (con respecto al año 2010) promocionando los vehículos eléctricos y favorecer así la movilidad sostenible, otro 40% de actividades de negocios (en comparación con 2014) mejorando la eficiencia de combustible de los vehículos ICE. También esperan reducir los residuos y reutilizar recursos en el futuro.

General Motors

Geneal Motors trabaja junto con EVgo para construir más de 2.700 puntos de recarga durante los próximos cinco años. También quieren ofrecer 30 nuevos vehículos eléctricos para 2025. Todo apunta a que el vehículo eléctrico será una parte fundamental para el futuro de la movilidad sostenible.

En GM crearon 'Factory Zero', su primera planta de montaje de vehículos eléctricos. Y prometen que todas sus instalaciones suministradas por DTE en el sureste de Michigan serán alimentadas con energía renovable en un futuro muy cercano: 2023.

Honda

Honda se propone como objetivo reducir a la mitad las emisiones de CO2 para 2050 de sus vehículos en comparación con sus modelos de 2001. Para favorecer la movilidad sostenible, intentarán alcanzar esta meta en el futuro a través de los vehículos de cero emisiones e híbridos. Y fijan tres objetivos medioambientales: eliminar sustancias preocupantes de los productos, fabricar vehículos y productos que sean fáciles de reciclar y eliminar algunos materiales de los diseños.

Para lograr esa reducción de emisiones de CO2 lo harán mediante el aumento de la eficiencia de los motores de combustión interna, la introducción de tecnologías medioambientales innovadoras, como la electrificación, y con energías renovables.

En 2016 prometieron que se centrarían en los vehículos eléctricos como objetivo medioambiental para 2030. Y se comprometen a que sus principales automóviles del mercado europeo sean eléctricos para el año que viene.

Ford

En el informe de sostenibilidad de Ford de 2020 establecen una serie de objetivos: neutralidad de carbono para 2050, usar energías renovables de origen local para todos los centros de fabricación para 2035 y eliminar los plásticos de un solo uso para 2030.

También se establecen objetivos más concretos, como que un 20% de plásticos sean renovables y reciclados para 2025. Por otra parte, prevén ahorrar 470 millones de galones de agua aproximadamente para 2030, partiendo desde 2019.

Noticias relacionadas