Y tú ¿qué le pides al 2020?

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

4 min

10/01/2020 07:31

Negocios de carne y hueso

Estrenado 2020, y ya tenemos Gobierno, ya no hay nada que hacer, solo que dios nos pille confesados. No nos queda otra, emprendedores, empresarios, que seguir adelante.

Y como no puede ser de otra forma, este 2020 debe venir cargadito de buenas intenciones, de los mejores propósitos y de sueños por cumplir, todos esos que el pasado 2019 se quedaron por el camino o esos que apenas imaginabas cumplir por parecer demasiado inalcanzables.

Recuerda, nada es imposible, (si no que se lo digan a Pedro Sánchez), todo es cuestión de decisión, foco y plan de acción, tanto en tu vida como en tu empresa.

Y es que con el inicio de un año nuevo siempre redefinimos nuestros objetivos y nos hacemos nuevos propósitos a nivel personal, profesional y empresarial. Sin embargo, la mayoría de las veces no logramos cumplirlos, apenas un 5% de las personas cumplen sus propósitos del año. ¿Y qué es lo que falla? ¿Por qué no conseguimos llevarlos a cabo?

¡Pues manos a la obra! Vamos a averiguarlo.Tenemos 12 maravillosos meses por delante para marcarnos nuevos retos, metas profesionales y personales, y para trabajar en que se cumplan, ¿nos acompañas?...

Para ello te propongo algo que a mí me funciona desde hace años y con lo que empiezo siempre a trabajar con mis clientes en Campus en la primera sesión de trabajo, y es responder a esta pregunta: de entre todas las metas, los objetivos del año anterior no cumplidos, ¿cuál de todos ellos es el que más te duele no haber alcanzado, el que más te mortifica o te pesa o incluso aquél por el que te puedas sentir más culpable?

Es posible que sea tan solo uno, fuerte y contundente, que te quita el sueño, quizá si das el paso de emprender o no, o si dejas tu trabajo para dedicarte al 100% a tu proyecto o esperas un poco má o puede ser que tengas varios de esos objetivos no cumplidos en la cabeza.(…) Muchos serán los tópicos, dejar de fumar, empezar a entrenar, perder peso, aprender inglés,si te pones a pensar, pronto te abordaran los relacionados con tu nivel profesional y si ya la tienes, con tu empresa: alcanzar el nivel de facturación al que aspiras, llegar al número de clientes que te permita respirar económicamente, dominar las redes sociales y convertirte en un referente con una marca personal potente, conseguir cerrar esa ronda que te pondrá en el siguiente nivel, emprender o no emprender, internacionalizar este año o esperar…etc..

Escribe todos esos objetivos y elije el más duro de ellos para ti, el más inalcanzable, ese por el que quizá has trabajado tanto durante tanto tiempo y veas imposible de conseguir… Porque vamos a enfrentarnos y a ponernos delante de él, vamos a reconciliarnos con él y a aprender juntos cómo superar los obstáculos que te están impidiendo conseguirlo ¿te apetece? No va a ser fácil, tendrás muchas resistencias, ¿te atreves?

Si te cuesta verlo o decidirlo, es el momento sin duda, de pedir ayuda YA, Busca expertos, mentores, gente con experiencia que pueda guiarte en esta fase, no esperes, que el trimestre vuela!

Y si ya lo tienes, vamos a por él! Lo primero, sé muy realista y elabora un listado de las posibles causas por las que ese objetivo no se ha conseguido hasta ahora es MUY importante que no busques culpables fuera: no es porque tu competencia baje los precios, o porque haya muchas empresas ofreciendo tus mismos servicios en el mercado, ni porque la financiación no llegue o porque no encuentres al personal adecuado. Por supuesto que los factores externos influyen, pero nunca son solo la causa. Trata de identificar dentro de ti qué puede estar provocando la no consecución de esa meta, qué te está faltando o qué harías diferente y hazlo sin complejos, pensando en que TODO lo puedes hacer luego ya ordenaremos eso también.

El siguiente paso, es asegurarte de que esa meta es alcanzable para ti en este momento, no significa que no pueda ser grande. ¡OJO! Debe serlo, pero piensa en el coste de oportunidad, eso a lo que deberás renunciar por alcanzarla y pregunta (a tu corazón) si estás dispuesto a ello, porque quizá tu mente, tu cabeza te está diciendo que eso es todo lo que sueñas en la Vida, pero si cuando lo consigues no te llena, y buscas rápidamente algo nuevo por obtener, algo está fallando y no te estás escuchando por eso, sueña a lo grande, y actúa en pequeñito no existen metas inalcanzables, existen plazos inalcanzables y si es el momento o no, la respuesta está claramente dentro de ti.

Por eso, busca la motivación real que hay detrás de ese sueño, de ese objetivo, busca el propósito que haga más fuerte tus ganas de superar cada obstáculo, encuentra tu para qué, porque no basta con querer: debes saber qué vas a hacer para conseguirlo.

A partir de aquí, ya viene lo fácil, aplica la metodología, la estrategia adecuada que te permita alcanzar el SUEÑO, tu plan de acción, con nombres y apellidos, con acciones mensuales, semanales, diarias y al minuto si hace falta, genera procesos y procedimientos que te permitan medir y rectificar a muy corto plazo y ponte delante de esos números que te asustan y de ese plan antes de que pase un solo día más.

Y, por último, y como siempre, no lo hagas solo, aprende de la experiencia de otros y reduce tus periodos de aprendizaje. Por suerte, en la empresa, todo está inventado, y todo se repite, emprendedores, empresarios, todos en algún momento pasamos por las mismas cosas, así es que rodéate de personas que ya hayamos pasado antes por ahí, mentores con experiencia, programas de acompañamiento o impulso empresarial, déjate acompañar y paga por ello.

Porque Cuanto más tiempo pase sin que actúes, más dinero estás dejando de ganar.

Carrie Wilkerson

Noticias relacionadas