Crece el dinero público destinado a las mutuas de seguros a pesar de la crisis

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

07/04/2017 10:11

Valor Salud, programa dirigido por Fran García Cabello, analiza este viernes en Capital Radio la necesidad de mezclar lo público y lo privado en la sanidad, para hacer un sistema sostenible. Algo en lo que contribuyen las mutuas al descargar de costes al plan público.


Enrique de Porres, consejero delegado de Asisa y Unespa, asegura que en estos años de crisis no se han recortado prestaciones desde el punto de vista de los conciertos con el mutualismo administrativo. De hecho se ha llevado el camino inverso, aumentando las exigencias. El sector, en todo caso, se enfrenta al problema del aumento de la demanda de los servicios sanitarios, que elevan los costes asistenciales. Además, la edad media de la sociedad está cambiando, y con ello también las patologías que se deben tratar (en muchos casos la cronificación de ciertas enfermedades es un reto complicado de afrontar desde el lado de los costes).

Antonio Sánchez Díaz, director general de Muface, también considera que el presupuesto de la mutualidad ha aumentado. Si miramos a la ejecución presupuestaria, la mutualidad de los funcionarios rondaba (en cuanto a la distribución y pago desde los PGE) los 1300 millones de euros en 2013, y en los nuevos presupuestos de 2017 se prevé un 1.700 millones. Para Francisco Juan Ruiz, director general de salud de DKV Seguros, que coincide en que las prestaciones han aumentado, aunque es cierto que los incrementos presupuestarios han sido insuficientes porque las nuevas tecnologías han encarecido muchísimo los costes para el sector sanitario en general.

Acerca de los retos que tiene por delante el sector, Teótimo Sáez, secretario general de SegurCaixa Adeslas, habla del "modelo Muface". Es un modelo sanitario que nace como complemento al régimen de previsión de los funcionarios del Estado, y sin este modelo sería imposible mantener determinados activos tanto dentro de la sanidad privada como dentro de la sanidad pública, "que ve como no necesita ampliar sus costes ni afrontar los gastos y el tiempo que conllevaría atender a todos aquellos que acceden a la sanidad a través de su mutualidad. Braulio Garrido, de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo AMAT, explica esta misms problemática desde el punto de vista empresarial. "Prácticamente el 99% de todo el empresariado español opta por una mutua para gestionar su sistema complementario". Toda la sanidad pertenece al mismo mundo, a un sistema sanitario español, y la forma en la que todo se complementa hace que ese sistema sea viable. De cara al futuro, "pedimos una mayor autonomía de gestión y unos presupuestos que se ajusten a las necesidades que hay que atender". Para Garrido, el modelo privado se antoja "una mejor forma de gestionar los recursos".

En línea opuesta, Manuel Vilches, director general de la Fundación IDIS, asegura que el modelo público no es algo que esté en tela de juicio, porque "año tras año es el que prefieren, eligen y defienden los ciudadanos". Independientemente del sector, cada vez parece que se tiende más a lo público, algo que va contra la lógica económica, y "sin embargo la percepción social no va en esa línea económica". Para Vilches, no es una lucha entre lo uno y lo otro, sino algo que los políticos, "desde una responsabilidad ética, deberían entender como un conjunto".

Noticias relacionadas