La profesionalización de la innovación es clave para las empresas

La profesionalización de la innovación es clave para las empresas

Redacción Capital Radio

TIEMPO DE LECTURA

1 min

11/07/2018 16:57

Las estrategias de marketing son imprescindibles en el mundo de la empresa, hasta el punto de que, sin ellas, un proyecto empresarial podría irse al traste. En la actualidad, para desarrollar este tipo de actividades se necesita creatividad y, sobre todo, innovación. De eso trató la sexta mesa del segundo Día de la Empresa celebrado por Capital Radio.



Los contertulios de esta charla sobre cómo las empresas deberían hacer frente a su futuro fueron Nacho Herranz, responsable de estrategia digital e innovación de Paradigma; Álvaro Carillo de Albornoz, director general del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH); y Gloria Díaz, gerente de CONETIC (Confederación Española de Empresas de las Tecnologías de la Información, Comunicación y Electrónica).


La innovación es uno de los papeles más complejos para las empresas. En una primera reflexión, Nacho Herranz destacó que, mientras las antiguas empresas se centraban en la ejecución, las que se verán en los próximos años estarán focalizadas en la innovación. Álvaro Carrillo recalcó la necesidad de que las ideas innovadoras sean sostenibles en el tiempo. Y Gloria Díaz equiparó la innovación al progreso de las compañías.


Al incorporar la innovación en el ADN de la empresa se corren ciertos riesgos. Los invitados coincidieron en la necesidad de profesionalizar la innovación dentro de la compañía. No solo en startups, sino también en las grandes empresas, como apuntaba Herranz. En este sentido, las grandes empresas están haciendo un buen trabajo, pues sirven de lanzadera para la innovación de las PYMES.


Sin embargo, lo fundamental dentro de la innovación parte del modelo de negocio, según los tres contertulios. Sobre todo si las empresas buscan una innovación disruptiva. Innovar significaría ahorrar costes y, sobre todo, conseguir que la empresa se diferencie de la competencia. Pero solo se conseguirá si, por un lado, todo el personal se implica y, por el otro, las empresas están dispuestas a correr riesgos.

Publicidad

Noticias relacionadas