Popular cierra la era Ángel Ron con las protestas de los accionistas

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

17/02/2017 15:06

Este lunes Ángel Ron se marcha de Popular dejando al banco en una situación crítica, con pérdidas históricas y la cotización de la acción en mínimos. Desde su llegada a la presidencia el 23 de marzo de 2006 hasta su marcha, la acción ha caído un 97%, después de los máximos históricos en 2007 en los 39,07 euros para cotizar cerca de un euro.

En los últimos diez años, el banco ha pasado de valer 15.000 millones en bolsa a los 3.000 millones de capitalización bursátil, después de dos ampliaciones de capital, suspender dividendo y llevar un proceso de ajuste de plantilla y oficinas. Tras la pérdida de confianza en su figura, Ángel Ron reconoce que le hubiera gustado despedirse de otra manera.

En la Junta que aprueba la incorporación de Emilio Saracho, los accionistas piden responsabilidades a Ron por "haber llevado el banco a la ruina".




Será sustituido por Emilio Saracho, una figura ligada a la banca de inversión en JP Morgan y experto en fusiones y ventas. Muchos retos son los que tiene por delante para resucitar al banco, entre otros, sanear el balance inmobiliario, reducir la elevada tasa de morosidad del 14% y buscar inversores para inyectar cerca de 2.000 millones en el banco, según el mercado.

Para ello, tendrá que dar un giro a la estrategia actual. Algunos analistas, como Ignacio Cantos de ATL Capital, considera que una de las soluciones es ampliar capital, sobre todo después de la sentencia sobre cláusulas suelo.



Otro reto pendiente es volver a ganar credibilidad en los mercados. Para José Lizán desde Auriga, una de las soluciones pasa por vender o fusionarse con otra entidad.



Ante una posible venta del Popular, en el sector valoran el negocio crediticio del banco con las pymes, un segmento que las demás entidades buscan potenciar.

Pese a ello, la cúpula confía en el nuevo presidente y en el futuro de la entidad. El consejero delegado, Pedro Larena, reconocía "que Popular es un bancazo", pero los mercados dudan de la viabilidad del banco. Por ejemplo, recientemente Fitch ha rebajado el rating del banco cerca del bono basura. Será Emilio Saracho quien despeje las dudas de los inversores partir de esta semana.



Noticias relacionadas