Las bolsas europeas han abierto con caídas de un 0,4% con dos claves fundamentes este jueves: el IPC estadounidense y los movimientos del Banco de Inglaterra. En el Reino Unido continúa la tensión en los bonos y en la libra a la espera de que concluya este viernes el programa temporal de compra de activos. El Banco de Inglaterra, de momento, se mantiene firme en el plazo mientras que el ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng lanza un dardo y dice que el banco central tendrá la culpa si los mercados británicos caen la próxima semana. La rentabilidad de los bonos británicos toca máximos de 20 años.

El otro foco de atención está en Estados Unidos donde hoy se publica el IPC de septiembre. El IPC general podría moderarse desde 8,3% hasta 8,1% en tasa interanual aunque la mensual podría repuntar un 0,3% por la subida de los alquileres y los costes de la vivienda.

Y, más importante todavía, se espera que la subyacente se eleve desde el 6,3% hasta el 6,5%. Las cifras arrojarán información sobre si la Reserva Federal mantendrá su política de subida de tipos de interés para detener el aumento de los precios o cambiará su estrategia.

De la lectura de las actas de la FED, los analistas destacan que están más preocupados por hacer muy poco sobre la inflación que por hacer demasiado.

Protagonistas empresariales

El mayor productor de azúcar de Europa. Suedzucker, ha mejorado casi un 80% en las ganancias trimestrales y eleva objetivos para todo el año a pesar de los mayores costes de energía y de las materias primas. Sus cifras se ven respaldadas por un comportamiento sólido del negocio del azúcar y de su unidad de biocombustibles, CropEnergies.

Atención a las firmas de semiconductores después de conocer los resultados de la taiwanesa TSMC que ha elevado los beneficios en el tercer trimestre un 80% y ha batido previsiones.

-La italiana Enel, matriz de Endesa, ha concluido la venta de su participación del 56,43% en su filial rusa a la petrolera Lukoil y al fondo GazpromBank por unos 137 millones de euros.

-Moodys eleva la calificación de crédito a largo plazo de Deutsche Bank a una nota a A1, que equivale a un notable alto, con perspectiva estable por los progresos en sus objetivos.

-El consejero delegado de Renault, Luca de Meo, sobre su estrategia para una economía circular en el sector del automóvil.

-En Estados Unidos, publica resultados del tercer trimestre Wells Fargo.