Se agravan las caídas en las bolsas europeas

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

20/01/2016 11:44

Continúa el nerviosismo en las bolsas europeas y las caídas, a media sesión, superan el 3% en los principales índices europeos. El Ibex cede hasta los 8.300 puntos, el EuroStoxx 50 baja hasta los 2.886 puntos y el DAX hasta los 9.373 puntos. Una de las más castigadas es la bolsa de Milán donde los bancos continúan, un día más, sufriendo un fuerte recorte.
Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter, cree que se ha generado una espiral de acontecimientos encadenados que está provocando estos recortes. Escucha su explicación:



Atención también a los bonos. La rentabilidad del bund alemán desciende hasta su nivel más bajo en ocho meses, está en 0,49%. La bajada del precio del petróleo eleva las expectativas de que los bancos centrales pongan en marcha más estímulos. Un precio del crudo que ha caído un 30% desde la última reunión del BCE el 3 de diciembre. Aunque esas medidas no se esperan para la reunión de mañana. Jesús Sánchez Quiñones, director de análisis de Renta 4 Banca:



 

Dentro del Ibex 35, ArcelorMittal está cayendo más de un 6%. Hoy sufre Caixabank, con caídas de un 4,7% hasta 2,65 euros. La firma de inversión Berenberg ha bajado su precio objetivo desde 3 a 2,2 euros y recomienda vender. Además dice que debería provisionar su pérdida latente de 1.900 millones de euros en Repsol. Por otra parte, Goldman Sachs retoma cobertura de Caixabank con un consejo de “neutral” y un precio objetivo de 4 euros.

En la bolsa italiana, los bancos continúan su particular calvario con caídas que vuelven a ser de un 15% para la Banca Monte dei Paschi di Siena. Su presidente ha tratado de tranquilizar a los inversores mediante un comunicado en el que asegura que los recientes movimientos en bolsa no son un reflejo de sus fundamentales.
También está cayendo Unicredit, un 5%, el banco alemán Deutsche Bank, un 5%, y el francés Societe General un 5%.
La única que se libra hoy de los recortes es ASML. El mayor fabricante de semiconductores de Europa anuncia un plan de recompra de acciones adicional de más de 1.000 millones de euros en dos años. Además planea elevar el dividendo anual hasta un 50% (1,05 euros por acción). Ventas por encima de lo esperado.
Se cotizan también las previsiones que ha realizado Royal Dutch Shell. Estima que su beneficio ajustado puede caer al menos un 42% en el cuarto trimestre a un rango entre los 1.600 y 1.900 millones de dólares por el descenso del precio del crudo. Prevé un dividendo mínimo de 1,88 dólares por acción. Sigue reduciendo costes operativos y podría seguir recortando capex si fuera preciso. Espera que la fusión con BG Group comience en unas semanas.

Noticias relacionadas