De denostadas a bendecidas: por qué IAG y Telefónica han revolucionado a los analistas

El ‘odio’ que muchos tenían a IAG y Telefónica está empezando a desvanecerse porque ambas compañías están empezando a mostrar una de esas palabras que tanto les gusta a los analistas bursátiles: ‘momentum’

Guardar

10/12/2020 18:19

Fueron dos de los 'patitos' más feos del Ibex. Pero en las últimas semanas se han convertido en dos cisnes para algunos analistas. Se trata de IAG y Telefónica. Muchos analistas están empezando a ver el famoso 'momentum' en estas dos compañías pese a su oscuro pasado bursátil.

Te lo contamos en este podcast de Expediente Abierto.

De denostadas a bendecidas: por qué IAG y Telefónica han revolucionado a los analistas

Un 76% y un 39%. Es lo que ha ganado un inversor en IAG y en Telefónica si hubiera comprado sus títulos hace más o menos un mes. Estas dos empresas han pasado de ser dos de las grandes denostadas del Ibex a que los analistas empiecen a verlas con ‘momentum’.

Algunos expertos incluso han confesado en Capital Radio que han comprado acciones de una de ellas por primera vez en diez años. Pablo García, director de Divacons Alphavalue, "hemos comprado Telefónica, no porque no estuviera barata -porque lo estaba- pero antes no tenía catalizadores".

Para el expertos esos nuevos catalizadores pasar, por ejemplo, por el efecto que podría tener en la compañía la apreciación del euro. "La depreciación del dólar, o apreciación del euro, va a venirle muy bien a Telefónica porque tiene economías muy dolarizadas en latinoamérica y el efecto divisa va a ser positivo a priori en el cuarto trimestre", explica.

Pero ese no es el único argumento por el que García considera que se puede empezar a "pensar que Telefónica podría coger algo de momentum". El experto señala la generación de caja, que servirá para pagar dividendos y deuda, la mejora de precios y de márgenes como esos argumentos.

Sin embargo, hasta ahora la operadora ha sido una de las grandes denostadas de la bolsa española. De hecho, hoy la empresa vale lo mismo que hace 17 años porque cotiza al mismo precio que en 2003. Además, tendría que subir un 185% para volver a sus máximos históricos.

IAG y las esperanzas del verano

De estas dos compañías, el caso más impresionante en términos de revalorización es el de IAG, que casi ha duplicado su valor en apenas un mes. El culpable tiene nombre propio: las vacunas.

El optimismo de que las vacunas traigan una inmunidad de rebaño que provoque una vuelta a la normalidad ha hecho que incluso el propio gobierno español haya reiterado que espera que para el próximo verano la vida de los ciudadanos ya sea casi normal.

Para Carlos Ladero, director comercial de GPM, ahí está la clave. "Creemos que este verano volverá cierta normalidad y las cifras de viajes podrían estar por encima incluso de otros años porque estamos todos deseando salir, viajar y movernos", insiste.

Aun así, subir de una forma tan espectacular y vertical tiene un gran peligro para Ladero: que los grandes inversores de IAG quieran empezar a materializar esas ganancias y vendan sus títulos, tirando a la baja el valor.

Noticias relacionadas