Desplome de las empresas de ropa en bolsa por el profit warning de Asos

Guardar

17/12/2018 08:38

El grupo de moda online ASOS anuncia un profit warning y el pánico se desata en bolsa. El mercado castiga a la británica con un desplome del 40%, que arrastra consigo a otras empresas textiles. Como fichas de dominó, se desploman H&M (-8,5%), Inditex (-4%), Marks & Spencer (-5%) y la matriz de Primark, A.B. Foods (-3,5%).

El grupo de moda online ASOS recorta sus previsiones de crecimiento anual de ventas y margen de beneficio, convirtiéndose en el último minorista británico en sufrir por las malas operaciones de noviembre. La marca, una de las que viste la Reina Letizia y que se hizo viral tras el vestido que lució en la recepción con el presidente chino y su mujer, protagoniza hoy el gran batacazo de la jornada, en la bolsa de Londres.

ASOS reduce su pronóstico de crecimiento de ventas para el año 2018-19 al 15 por ciento desde el 20-25 por ciento anterior y su objetivo de margen de ganancias antes de intereses e impuestos (EBIT) para el año a alrededor del 2 por ciento desde el 4 por ciento anterior.

Por otro lado, espera una reducción de los gastos de capital previstos a 200 millones de libras (252 millones de dólares).

"Mientras que el comercio en septiembre y octubre estuvo en línea con nuestras expectativas, noviembre, un mes muy importante para nosotros tanto desde el punto de vista de las ventas como del margen de efectivo, estuvo significativamente por debajo de las expectativas", explica la compañía.

Afirma también que el crecimiento de las ventas de ropa online ha sido el más débil de los últimos años, lo que refleja la incertidumbre económica en sus mercados y el debilitamiento de la confianza de los consumidores.

ASOS reporta que sus ventas totales aumentaron 14 por ciento a 656 millones de libras en los tres meses hasta el 30 de noviembre.

La advertencia se suma al sentimiento negativo del sector minorista de Gran Bretaña antes de Navidad. La semana pasada Sports Direct reconocía que el contexto de noviembre fue "increíblemente malo".

Noticias relacionadas