¿Ha bajado realmente el precio de la luz?

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

2 min

01/07/2019 20:00

Junio ha sido el noveno mes consecutivo que supuestamente cuenta con una bajada en el precio de la luz hasta costar casi un 9% menos que en junio del año pasado tras una racha de subidas de precios. En concreto, este inicio de verano ha contado con una bajada del precio del gas que ha provocado la caída del precio de la luz en el mercado mayorista un 19,7% y, por tanto, se ha reducido en el importe final que pagan los consumidores.

Un cliente de tarifa regulada o acogido al Precio Voluntario para el Pequeño consumidor, es decir, que tenga 4,4kW hora de potencia y tenga un consumo de 3000kw hora al año (es decir, 250 al mes), pagará de media 52,67€ de luz del 1 al 30 de junio, lo que suponen 4,88€ menos que el año anterior y 1,56€ menos que del 1 al 31 de mayo, según los datos obtenidos del simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Aunque si comparamos el cálculo de los 6 primeros meses de 2018 y los seis primeros meses de este año, según este simulador, la diferencia son unos simples 4 céntimos: del 1 de enero al 30 de junio de 2018, con los mismos datos citados antes, es decir, 4,4kwh de potencia y un consumo de 250kwh al mes, se pagó 150,94€, mientras que en el mismo periodo de 2019 se ha pagado 150,90€.

La razón de la bajada está en que en el último año el precio del gas ha caído un 57% interanual, lo que ha permitido que los ciclos combinados encabecen la lista del mix energético, que son todas las energías que se generan, en este caso, en España. En este mix o matriz el 25,6% lo forma el gas, lo que ha compensado la subida de los precios de las emisiones de CO2, que afectan mucho menos a este tipo de energía. Por tanto, este hecho ha provocado que la luz se abarate en el mercado mayorista un 2,96% con respecto a mayo.

No obstante, la consultora energética ASE prevé que este verano aumentará el precio del gas, por lo que seguramente terminará la racha de bajadas de precio de esta energía y de la luz. Además, a partir de octubre las eléctricas volverán a pagar un impuesto del 7%, lo que sin duda se reflejará en la factura de la luz del consumidor en subidas del 4%.

Los bajos precios de los ciclos combinados también han motivado bajadas de precio en otras energías renovables, que al no poder ser almacenadas han tenido que colocar el precio en 45,22€ el megavatio hora, un 20% menos que los 56,55€ del año pasado.

Noticias relacionadas