¿Por qué desde Podemos insisten en rechazar las donaciones de Amancio Ortega?

¿Por qué desde Podemos insisten en rechazar las donaciones de Amancio Ortega?

Lucía Martín

TIEMPO DE LECTURA

3 min

20/05/2019 21:02

Los dirigentes de Podemos han vuelto a rechazar la millonaria donación de Amancio Ortega a la sanidad pública.

En concreto a través de Twitter, Isa Serra, candidata a la Comunidad de Madrid, ha escrito “La sanidad pública no puede aceptar donaciones de Amancio Ortega. Se debe financiar con impuestos. Los mismos que esquiva y elude Inditex. 600 millones en tres años”.

También argumenta que el donativo del fundador de Inditex es finalista, por lo que no permite planificar donde se destinan los recursos a través de un análisis experto. A la crítica se sumaron Pablo Echenique y el propio Pablo Iglesias.

Continúa la cruzada que tienen abierta los diputados de Podemos contra Amancio Ortega, a propósito de las donaciones a la sanidad pública, después de la donación de 46,5 millones a la Sanidad, que ha servido para dotarse de 23 equipos de última generación contra el cáncer. Ya en el año 2017, decidió donar 320 millones de euros a la lucha contra el cáncer, en concreto para renovar los equipos tecnológicos destinados a mejorar el diagnóstico de la enfermedad y su tratamiento a través de la radioterapia, que se usa como tratamiento principal contra el cáncer en el 40% de los casos, más o menos.

¿Qué datos maneja Podemos para hablar de esa elusión de impuestos?

Se refieren a un informe publicado en diciembre de 2016, cuando Los Verdes lo llevaron al Parlamento Europeo, como también hicieron con Ikea. Indicaban que en tres años la multinacional había evitado pagar 580 millones en tributos. En unas horas, Inditex replicó que el estudio tenía “graves errores” y que partía de “premisas equivocadas”.

Según concluía el grupo político tras la investigación, la compañía de Amancio Ortega utilizaba sus filiales en Holanda, Irlanda y Suiza para declarar beneficios obtenidos en otros territorios y aprovecharse así de las ventajas fiscales de estos mercados.

En esta red de filiales estarían ITX Merken, ITX Fashion, ITX Financien e ITX Trading. El gigante textil gallego utilizaría Suiza para comprar y vender mercancía con tipos muy reducidos; e Irlanda para las ventas online, los seguros y los préstamos entre filiales.

En concreto, y a través de pagos en concepto de derechos de licencia (royalties) a una filial en Holanda, donde las empresas tributan a un 15%, entre 2011 y 2014 Inditex se ahorró cerca de 378 millones. En Suiza, gracias a su filial, que compra a países como Bangladesh, Turquía o Marruecos la ropa que posteriormente vende a otras empresas del grupo, y que en 2014 pagó un 7,8% de impuestos, evitó pagar cerca de 149 millones. Y en Irlanda, a través de sus filiales dedicadas a actividades financieras como los préstamos intragrupo, el gigante textil eludió el pago de 58 millones de euros en impuestos. La cantidad, según el informe, de impuestos que dejó de pagar en España sería de 218 millones. Francia, Italia y Alemania dejaron de recibir 76, 57 y 25 millones en impuestos respectivamente debido a esta maniobra fiscal.

Según el informe, estos datos evidencian que Inditex se estructura para sacar partido de los tipos impositivos más bajos y de la falta de armonización de sistemas fiscales en Europa. Por ejemplo, en esos cuatro años las tres principales filiales en Holanda registraron un beneficio neto de 3.000 millones, un 32% del beneficio global del grupo en un país en el que apenas tenían 56 tiendas de un total de más de 7.000 en todo el mundo. El texto aclara que estas estimaciones, calculadas en base a los balances económicos presentados por las empresas del grupo en distintos países, pueden estar muy lejos de la cantidad realmente eludida, que podría ser muy superior.

La respuesta de Inditex

La multinacional alegó que “el informe parte de premisas equivocadas que le conducen a conclusiones erróneas”. En concreto, sobre esos 218 millones que habrían dejado de pagar en España, dice Inditex que según el informe son en concepto de derechos de propiedad industrial. Pero que las entidades españolas no pagan por esos derechos, sino que reciben beneficios de su explotación.

También dice que otro error es señalar que ITX Merken ha adquirido los citados derechos por 1.472 millones de euros lo que supondría una elusión de 84 millones de euros para las arcas españolas. Según la compañía, "los 1.472 millones de euros estaban sujetos íntegramente a tributación en España al tipo nominal del impuesto sobre sociedades, 30% y 28% en el período al que se refiere el informe". Con lo que esa transacción supuso unos ingresos tributarios a la Hacienda española de más de 360 millones de euros.

Ahora habrá que esperar a ver que concluye el Parlamento Europeo al respecto.

Publicidad

Noticias relacionadas