Las bodas indias no le siguen el ritmo al crecimiento del oro

La cancelación de estos eventos en La India ha desplomado la demanda de oro un 56% en la primera mitad de 2020

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

2 min

09/10/2020 18:40

La incertidumbre por la evolución del coronavirus ha conducido al oro hasta máximos históricos en este 2020. La demanda del metal precioso se ha disparado en prácticamente todo el mundo. Sin embargo, La India no ha podido seguirle el ritmo. Es curioso porque el COVID es también el responsable. El virus ha obligado a cancelar las bodas en el país asiático. Unos eventos que influyen en la demanda global de oro mucho más de lo que se podría pensar.

Escucha el reportaje completo en el siguiente podcast:

Las bodas Indias no le siguen el ritmo al crecimiento del oro

A diferencia de occidente, donde los novios son los protagonistas, en La India hay otro todavía más especial: el oro. En el país asiático es tradición de regalar oro a las novias que contraen matrimonio. Tanto es así que los hogares indios tienen en su poder un 11% de las reservas de oro del mundo.

En estos eventos, las joyas, la decoración o incluso los hilos de los trajes están hechos de oro. De hecho, para cada vestido de novia se usan de media hasta 300 gramos del metal dorado. Esta tradición es uno de los motivos que explica que La India sea el segundo mayor comprador de oro del mundo, solo por detrás de China.

La caída de demanda, en cifras

El Coronavirus, al menos este año, ha teminado con esa segunda posición. La pandemia ha obligado a cancelar la mayoría de las más de 20 millones de bodas que, se calcula, se celebran en La India cada año. Como consecuencia, la demanda de oro ha caído un 56% interanual en la primera mitad de año, según el World Gold Council.

La demanda de joyería en La India fue de 117,8 toneladas, frente a las 294,1 del primer semestre de 2019 (datos del WGC). Esos son los meses en los que tradicionalmente más bodas se celebran en el país y con ello, las que más se cancelaron. En abril, de hecho, cuando la pandemia azotaba con más fuerza el país, las importaciones de oro se redujeron un 99,5%, según el portal OroyFinanzas.com.

Lo sorprendente es que esta brutal caída de la demanda en la segunda potencia consumidora del mundo no ha conseguido frenar la subida del precio del metal. Parece que el interés como valor refugio, tira bastante más. Rozando los 1900 dólares la onza, el precio del oro ha aumentado más de un 30% en lo que va de año.

Noticias relacionadas