CEOE: "Subir el SMI a 1000 euros es cargarse la negociación colectiva"

Antonio Garamendi defiende que se mantenga el diálogo. De lo contrario, volver a aprobar una subida del SMI de forma unilateral “haría saltar por los aires la negociación colectiva”.

Guardar

ETIQUETAS

smi

ceoe

negociacion

TIEMPO DE LECTURA

3 min

17/12/2019 13:11

Según alerta la CEOE subir el SMI a 1000 euros sin consultar a los agentes sociales, podría lastrar al empleo y fomentar la economía sumergida. Consideran que sería "cargarse" la negociación colectiva.

Desde la CEOE, Antonio Garamendi explica que, aunque ahora hay menos miedo al que se detectaba en verano y los fantasmas de recesión se han alejado, que no haya una senda clara económica a seguir afecta al crecimiento.

Garamendi: "Subir el SMI a 1.000 euros hará saltar la negociación colectiva por los aires"

En Capital Radio hablamos con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, sobre las medidas que podría aprobar el futuro gobierno

Ahora que se confirma que la economía se desacelera, algunos actores del escenario económico temen que algunas de las medidas que adopte el futuro gobierno puedan lastrar aún más la economía.

“Llevamos meses de indefinición, sin gobierno, repetición electoral… y si algo necesita la economía es estabilidad y moderación. Llevar una senda de rigor presupuestario”.

Una de las medidas que podrían acordar PSOE y Unidas Podemos es la subida del salario mínimo interprofesional. Y se habla de que podría llegar a los 1.000 euros.

Esto, sumado a la subida que ya se implantó en 2019 y al aumento de las bases de cotización, supone, al fin y al cabo, más costes empresariales.

Según Garamendi, esto fomenta la economía sumergida, que en nuestro país alcanza el 24%, por encima del 13% que se registra en Europa.

“Hay más de 70.000 empleados del campo que trabajan en economía sumergida y del orden de 13.500 empleadas del hogar. Gente que tiene personal en casa lo que ha hecho es rebajarle las horas”.

“La negociación colectiva saltará por los aires"

La ministra de Trabajo en funciones, Magdalena Valerio, señaló que los planes del PSOE pasan por abrir un diálogo con los agentes sociales cuando haya un gobierno estable.

Pero también aseguraba Valerio que “lo mejor es que antes de que termine el año se pudiese sacar un real decreto para ver qué hacemos con el SMI”

Por su parte Garamendi dice que están esperando esa llamada del gobierno.

"Nos preocupa que realmente no sabemos de qué se está hablando en las negociaciones. Sabemos que se trata de 1000 euros en 2020 por lo que se publica en la prensa”.

Defiende la CEOE que se mantenga el diálogo. De lo contrario, volver a aprobar una subida del SMI de forma unilateral “haría saltar por los aires la negociación colectiva”.

Explica que en la mayoría de los convenios colectivos, el salario está por encima. Si se sube el SMI a 1.000 euros, implicaría “un deslizamiento hacia arriba de todas las tablas salariales”.

Y es que, según señalan, en un contexto de desaceleración, si no se tiene cuidado y se promueven medidas erráticas, la economía y sobre todo el empleo se pueden resentir. “Cuando en junio nosotros decíamos que la economía iba a crecer un 2,1% nos llamaban agoreros. Ahora se habla de un 2%”.

Dos miedos de cara a 2020

Sobre una posible subida de impuestos, Garamendi preferiría que se luchase contra la economía sumergida. Por ejemplo, sobre una tasa a las transacciones financieras, "los bancos, con los tipos negativos, ya tienen bastante".

También se habla de una posible subida de los impuestos de patrimonio o de sucesiones. Se trata de tasas que recaen sobre personas físicas, algo que para la CEOE "lo que hacen es desincentivar el ahorro".

Otro factor a tener en cuenta es que el gobierno podría derogar algunos artículos de la reforma laboral. También en este sentido la patronal piden estabilidad.

"Desde el comienzo de la democracia ha habido como 40 reforma laborales. Es parte de la inestabilidad, de no saber de qué vamos a hablar. No sabemos qué planean cambiar exactamente".

Es por eso que Antonio Garamendi señala que están en contacto permanente con los sindicatos. "Nos sentamos con ellos y normalmente llegamos a acuerdos, aunque pensemos diferente. El gobierno también debería hacerlo, dialogar y alcanzar acuerdos".

Noticias relacionadas