China preocupada por el ciberterrorismo

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

16/12/2015 06:50

El presidente de China, Xi Jinping, asegura que el ciberterrorismo y los ciberataques son el azote global del mundo. Xi ha inaugurado una gran conferencia sobre Internet en la que ha señalado que el orden y la libertad son necesarios en la red. Además ha lanzado cinco propuestas para gestionar internet: acelerar la construcción de infraestructuras; crear plataformas online de intercambios culturales; mejorar la cibereconomía, impulsar la ciberseguridad y crear un sistema de gobernanza global de internet.

 

Ante unos 2.000 participantes de alrededor de 120 países, entre ellos el presidente de Pakistán, Mamnoon Hussain, y los primeros ministros ruso, Dmitri Medvédev, y kazajo, Karim Masimov, y otros líderes, Xi habló de que "la necesidad de crear un sistema de gobernanza multilateral democrático y transparente".

A la cita asisten también, entre otros, el viceministro de Comunicaciones de Cuba, Wilfredo González Vidal, y por parte de la ONU el chino Wu Hongbo, subsecretario general de las Naciones Unidas para Asuntos Económicos y Sociales. Repiten, como el año pasado, Lu Wei, ministro de la Administración China del Ciberespacio; Jack Ma, fundador del grupo de comercio electrónico Alibaba; Pony Ma, presidente ejecutivo de Tencent (creador del sistema de mensajería QQ y de la popular red social Weixin), y Robin Li, responsable del motor de búsqueda Baidu.

A ellos se suman, según el portal oficial del evento, directivos de firmas internacionales como Microsoft, Apple, Yahoo, Siemens, IBM, Yahoo y Qualcomm. Uno de los asistentes, el CEO de JD.com, Liu Qiandong apuesta por internet como forma de mejorar la productividad de las empresas y también por la protección de la propiedad intelectual: "Tenemos que hacer mayores esfuerzos para proteger sus derechos de propiedad intelectual, sus diseños originales, sus marcas y sus sistemas de precios para asegurarles buenas ganancias. Sólo con la garantía de un buen beneficio, pueden las industrias tradicionales dar a sus empleados buenos salarios que a su vez estimulen el consumo. Además, esas ganancias ayudarán a las industrias a producir productos con más calidad, y cultivar la fidelidad de los clientes a las marcas chinas".

La mayor convocatoria internacional de este año frente a la de la primera edición del año pasado parece orientada a los esfuerzos de China por crear una especie de consenso global que ponga unas reglas comunes en favor de un control de internet en todo el mundo.

 

Noticias relacionadas