Qué es BDI y por qué anticipa las crisis económicas mundiales

El Índice Báltico Seco funciona como referencia del coste de transporte y ejerce de indicador macroeconómico

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

23/01/2021 10:00

El Índice Báltico Seco -BDI, por sus siglas en inglés- nació en 1985 y con el tiempo, ha ido escalando posiciones como índice preciso a la hora de anticipar crisis económicas mundiales. El principal problema, su efecto estacional: "Es muy alto, hay que ser muy cuidadosos", explica Mª Ángeles Ruiz, profesora de la EAE Business School.

Puedes escuchar la entrevista completa en el siguiente podcast:

Qué es el BDI y por qué ayuda a prever las crisis económicas mundiales

El índice mide de forma diaria la evolución del precio del transporte por mar de las materias básicas. Se configura a partir de encuestas realizadas a los administradores de los cargueros sobre las tarifas que aplican a sus clientes en el transporte de commodities (material a granel).

"Es un precio de referencia del coste de transporte y hay que ser muy cuidadosos, porque solo mide un sector de la economía", explica Ángeles Ruiz, porque no hay que ignorar otros indicadores macroeconómicos.

Se trata de un índice con un efecto estacional "elevadísimo", señala la analista. "A veces hay subidas o bajadas que no necesariamente son por una crisis, son por una noticia o anuncio", apunta.

Normalmente el índice oscila entre 500 y 2.500 puntos. En la actualidad, se sitúa en 1.800. "Es una buena noticia en los últimos 12 años", pero señala, por ejemplo, a los valores de 2010: "estábamos en medio de una crisis tremenda, así que hay que mirarlo con mucho cuidado".

"Los valores actuales son positivos, pero hay que ver su comportamiento a largo plazo", añade. "En enero de 2020 hubo un descenso muy importante, antes del Coronavirus, pero bueno volvió a subir", explica. Una muestra de su volatilidad y de la necesidad de estudiarlo en plazos amplios, no puntuales.


Unido a China y EE.UU.

A pesar de que se trata de un índice global al incluir la actividad comercial entre todos los países, es muy elástico a movimientos de China y EE.UU. "Cuando las dos economías mas importantes del mundo mejoran, también lo hace el índice. Es muy propenso a su comportamiento", señala Ángeles.

Noticias relacionadas