"La intervención de Lagarde es el fracaso de los fracasos de los bancos centrales", José Luis Cava

¿Qué puede pasar si Biden gana las elecciones estadounidenses y Trump no acepta el resultado? Le preguntamos a José Luis Cava, analista independiente

Guardar

ETIQUETAS

lagarde

TIEMPO DE LECTURA

3 min

30/09/2020 17:46

¿Qué puede pasar si Joe Biden gana las elecciones estadounidenses y Donald Trump no acepta el resultado? José Luis Cava, analista independiente, cree que es un escenario poco probable y que hay cierto interés por parte de los demócratas de apuntar en esa dirección. Pero en el peor de los casos, si eso sucede, la primera reacción del mercado sería abandonar el dólar.

"La intervención de Lagarde es el fracaso de los fracasos de los bancos centrales", José Luis Cava

Analizamos la situación de la economía a ambos lados del Atlántico con José Luis Cava, analista independiente

Si Trump no acepta el resultado electoral la gente buscaría refugio en el euro y en el yen por encima de todo. Al abandonar la moneda estadounidense, esto afectaría a las reservas y al bono, que caería junto a las bolsas.

Por su parte, el euro se apreciaría, “con las consecuencias tan desagradables que eso puede tener para la economía europea, con los problemas que le podría dar por la apreciación de la divisa”.

También el yen y el yuan podrían verse revalorizados. “Mi conclusión sería: dólar a la baja, el papel del dólar como moneda reserva se vería muy deteriorado”. Pero el experto también señala que “me parece muy duro que Trump no acepte el resultado de las elecciones”.

Biden y Trump, ¿iguales en lo que la economía se refiere?

Para José Luis Cava, la conclusión principal del debate entre Biden y Trump, es que sus planteamientos son iguales: ambos se han mostrado a favor de un mayor gasto público, de imprimir más dinero… todos están a favor, según Cava, de la Teoría Monetaria Moderna (“MMT” por sus siglas en inglés).

Según apunta el experto, “es curioso ver a Trump en el mismo equipo económico que Alexandria Ocasio-Cortez”, porque en ambos casos se habla de gastar más y emitir más deuda. Y ese dinero dárselo a empresas y ciudadanos para impulsar la actividad económica.

“Yo los veo a los dos igual. Igual de desastrosos”, apunta Cava. En todo caso señala que Estados Unidos todavía puede emitir deuda pública e imprimir dólares, porque todavía hay demanda global, pero la consecuencia será que en los próximos dos años se irá depreciando.

En resumen, para el experto, “viendo el desastre de políticos que nos gobiernan, en Europa, en España y en Estados Unidos, en el oro es en lo que hay que confiar”.

"La situación en Europa es dramática"

Mientras, los bancos centrales siguen dando pasos y estableciendo sus posicionamientos para luchar contra la crisis provocada por la pandemia. Jerome Powell, el presidente de la Reserva Federal, dijo hace unas semanas que la Fed permitiría que la inflación superase el 2%.

“Vamos a considerar como lo más probable que eso pase en 2021”, un escenario dominado por una inflación en Estados Unidos por encima del 2% sin subidas de tipos de interés, “pero no creo que veamos inflación hasta el segundo trimestre de 2021”.

¿Qué pasa si Europa toma el mismo camino? Hoy la presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha dicho que están revisando su objetivo de inflación, para que se ajuste a los tiempos actuales.

“Me atrevería a decir que la intervención de Lagarde es el fracaso de los fracasos de los bancos centrales”. Lagarde ha querido tener la inflación por encima del 2% y desde la crisis de 2008 la media ha sido en torno al 1,3% y de hecho en agosto ha habido deflación.

Según explica Cava, la situación en Europa es dramática y la sensación que da es que el BCE se está quedando sin munición. Además “los halcones alemanes no están muy a favor de flexibilización”. Lagarde lanzaba hoy ese mensaje, pero para el experto, no basta con palabras, hace falta un plan de estímulo fiscal, “sin estímulo fiscal esto se viene abajo”.

Noticias relacionadas