Las joyas del siglo XXI: la tecnología se viste de oro

El mercado de lujo pone en su punto de mira los objetos tecnológicos hechos con materiales como el oro que se venden por miles de euros.

Guardar

ETIQUETAS

oro

tecnología

joyas

TIEMPO DE LECTURA

2 min

15/11/2019 18:18

El consumo de lujo crece cada vez más y qué mejor material que el oro para vestir los nuevos objetos de deseo. Dejemos en el armario las antiguas joyas, que la tecnología del siglo XXI ha tomado su lugar.

La última que nos deja el mundo de la tecnología es la creación de los Airpods más caros del mundo. Estos auriculares están hechos de una pieza de oro de 18 quilates y reproducen al detalle los que Apple acaba de sacar al mercado. Su gran diferencia: el precio. Mientras que los normales se venden a partir de los 200 euros, estos superan los 61.000 euros.

¿Quién podría pagar esta suma cuando podemos conseguir los mismos por un precio 300 veces menor? Muchas más personas de las que nos imaginamos. La creación de Caviar, la compañía tecnológica rusa que transforma con materias nobles la tecnología, es única. Y cuanto más exclusivo, más deseado.

Escucha el reportaje completo en el siguiente podcast.

Las joyas del siglo XXI: la tecnología se viste de oro

Gadgets de deseo

Este concepto del status es casi tan antiguo como la historia de la humanidad. Ya en el año 1899, el economista Throstein Veblen teorizaba sobre el llamado consumo conspicuo o de prestigio. “Para ganar y mantener la estima de los hombres, no es suficiente simplemente poseer riqueza o poder, la riqueza o el poder deben ponerse en evidencia, ya que la estima se otorga solo en la evidencia”, escribía el economista en ese entonces.

Por eso, el oro es un material que nunca pasa de moda. Su brillo y valor hacen que sirva para colocarse sobre cualquiera sea la joya del momento. Y es que los airpods no son el único gadget que conocemos hecho en oro.

caviar_11pro_gold_diamond__photo1

Incluso Apple ha apostado por este mercado de lujo. Algunos ejemplos son la edición del Apple Watch hecho de oro 18 quilates a un precio inicial de 17.000 euros, una carcasa de iphone con un globo terráqueo de oro valorada en más de 21.000 y un dron también de este metal por más de 25.000 euros. Los hay con precios aún más disparatados como un exclusivo altavoz de la compañía Hart Audio a 4,5 millones y el iPad Gold History edition que supera los ocho millones.

¿A quiénes van dirigidas estas joyas tecnológicas? bueno, a cualquiera que quiera comprarlo pero ya sabemos que todos los creadores del lujo tienen a su objetivo en la mira, que no podía ser otro que el mercado chino donde los objetos de deseo ganan cada vez más terreno.

Noticias relacionadas