Los cisnes negros de la economía

Los cisnes negros de la economía

Raquel Rero

16/12/2015 08:20

Termina el año y, además de hacer balance, toca mirar hacia 2016. Con una recuperación económica mundial aún frágil, lastrada por el peor comportamiento de los emergentes, pendiente de los bajos precios del crudo, la volatilidad en los mercados y la política monetaria, cabe preguntarse ¿qué nos traerá el año nuevo?

El petróleo ha sido sin duda uno de los protagonistas del 2015. Los expertos consultados por Capital Radio no esperan que se recupere la barrera de los 100 dólares el barril en los próximos años. La industria petrolera opera a su menor capacidad en años y arrastra con ella a muchas economías emergentes, aunque beneficia a otras, como la española. En 2016 los expertos esperan que continúe esta situación y la evolución del precio del crudo será uno de los llamados “cines negros” de la economía.

El director del sector financiero del Instituto de Empresa, Manuel Romera, explica que “el petróleo no tiene que llegar a 100 dólares pero tampoco puede estar en 20”. Es necesario alcanzar un equilibrio y evitar la guerra de precios que “genera inestabilidad en el mercado bursátil” añade, especialmente en China y América Latina.

Otro de los acontecimientos que puede condicionar la economía es la evolución de los tipos de interés, sobre todo en Estados Unidos, donde la Fed anunciará hoy -previsiblemente- la primera subida del precio del dinero en años. Los mercados ven el final de una era de crédito barato y se teme la huida del capital. Esto podría generar inestabilidad financiera, según explica el director general de banca de negocios de BNP Paribas, Eduardo Aguilar. En cualquier caso, opina Aguilar que España comenzará el nuevo año mejor que el anterior. Entre los retos que afrontará nuestra economía en 2016 destaca la incertidumbre política y la consolidación bancaria.

En clave internacional se teme la inestabilidad en las regiones más convulsas del mundo, especialmente en Oriente Medio y Latinoamérica. Existe un gran riesgo en clave “geoestratégica y de gobernabilidad” explica Romera.

En la misma línea se manifiesta el secretario general de la Confederación de Cuadros y Profesionales, José Ignacio Gutiérrez. Sin embargo, en política internacional se muestra más optimista y espera un mejor entendimiento entre Estados Unidos y Rusia, especialmente en lo que a Siria se refiere.

La carrera por la Casa Blanca es otro de los asuntos que preocupan a los economistas, sobre todo por las propuestas del republicano Donald Trump, como prohibir a los musulmanes la entrada en Estados Unidos o la construcción de un muro a lo largo de la frontera para evitar la entrada desde México.

En Europa, los inversores temen que la canciller alemana, Angela Merkel, pueda verse superada en su política de puertas abiertas a los refugiados, tras los ataques terroristas y el crecimiento de la xenofobia. El miedo es que esto aumente las probabilidades de que su sucesor tenga menos reparos en dejar a su suerte a los países periféricos, tanto en la gestión migratoria, como en el apoyo a la expansión monetaria. Otra de las principales preocupaciones en el Viejo Continente es el Brexit.

Por otro lado, Guitérrez destaca el cambio climático como uno de los principales cisnes negros a los que nos enfrentaremos en los próximos años. La ciberseguridad es otro de ellos, con la violación de datos de JP Morgan Chase & Co o Sony como los ejemplos más recientes.
Publicidad

Noticias relacionadas