Nueva jornada de huelga en Francia que paraliza el país

Francia amanece hoy bloqueada, con una huelga de transporte que conllevará paros en la red nacional de ferrocarriles, en el metro y todos los transportes públicos.

Guardar

ETIQUETAS

huelga

francia

TIEMPO DE LECTURA

1 min

17/12/2019 08:24

Francia amanece hoy bloqueada, con una huelga de transporte que conllevará paros en la red nacional de ferrocarriles, en el metro y todos los transportes públicos. Una nueva jornada de protestas contra la reforma de las pensiones que paraliza el país.

Los sindicatos están así echando un pulso a Emmanuel Macron, que de momento mantiene el silencio.

Quien sí habló fue Jean-Paul Delevoye, el responsable gubernamental para la reforma del sistema nacional de pensiones.

Y lo hizo para dimitir. El motivo no ha sido la polémica reforma, sino que había ocultado treces empleos, algunos de ellos remunerados, algo prohibido en Francia.

Los sindicatos del sector público también han hecho un llamamiento para una gran manifestación. Siguen pidiendo la retirada del proyecto de reforma del sistema nacional de pensiones.

Con la parálisis de trenes, autobuses y metro, se prevé que haya grandes atascos para entrar y salir de París.

Macron se mantiene firme

Por un lado el presidente francés no ha querido hablar, pero sus portavoces aseguran que mantiene su determinación. El gobierno ha hecho varios llamamientos al diálogo sobre los puntos más controvertidos de la reforma.

Los ejes principales de esa reforma son la unificación de las reglas de jubilación para crear un sistema común, lo que no gusta a quienes tienen un régimen especial.

También la aplicación de los nuevos criterios para las generaciones nacidas después de 1975. Una prima para los trabajadores que extiendan su vida laboral hasta los 64 años y la obligación de trabajar, al menos, hasta los 62 años.

macron.jpg

Los sindicatos, por su parte, dicen que están dispuestos a prolongar la situación durante todo el periodo navideño.

Desde el pasado 5 de diciembre, más de treinta sindicatos han declarado una huelga de protesta contra el Gobierno.

El llamamiento ha hecho que miles de personas salieran a las calles, recordando a las escenas vistas con los chalecos amarillos.

Noticias relacionadas