El oro podría alcanzar los 2.200 dólares antes de fin de año

El Grupo Bancario de Australia y Nueva Zelanda (ANZ) asegura que los estímulos llevarán al metal a los 2.200 dólares y a los 2.300 a principios de 2021

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

23/10/2020 18:14

Sea antes o después de las elecciones, eventualmente el Gobierno estadounidense se verá obligado a lanzar un nuevo paquete de estímulo fiscal para impulsar la economía en medio de la crisis del covid 19. Un estímulo que va a desencadenar en un repunte en el precio del oro. Algunos bancos dicen que el metal precioso podría aumentar a 2.200 dólares para fin de año y llegar a los 2.300 a principios de 2021.

El oro podría alcanzar los 2.200 dólares antes de fin de año

El activo refugio por excelencia es el gran beneficiado de la crisis del covid-19. Se ha revalorizado casi un 25% en el último año y ha alcanzado máximos históricos.

Sin embargo, tras superar los 2.070 dólares la onza en agosto, el metal perdió terreno y comenzó a cotizar por debajo de los 1.900 dólares. Pero atención, porque esta última semana el oro ha vuelto a ganar fuerza. A medida que la segunda ola de coronavirus amenaza nuevamente las economías y Estados Unidos pretende inyectar más liquidez al sistema, los inversores buscan cobertura.

Es decir, un activo que los proteja ante la inflación y la degradación de la moneda americana. Según Tomás Epeldegui, director de Degussa en España, el precio del oro descendió para volver a coger impulso: "Está consolidando todas estas subidas para el siguiente salto". Aunque reconoce que el precio del oro está "muy vinculado" al paquete de estímulos.

En este sentido, ya hay entidades financieras como el Grupo Bancario de Australia y Nueva Zelanda (ANZ) que aseguran que un paquete de estímulos llevará al metal a alcanzar los 2.200 dólares para fin de año y avanzará hasta los 2.300 a principios de 2021.

Desde Refinitiv Metals Research, por otro lado, estiman que la demanda de joyería caerá un 31% este año, mientras que las compras de oro de los bancos centrales caerán a la mitad. Sin embargo, confían en que los inversores minoristas hagan que el precio del metal repunte. Según Refinitiv el oro promediará los 1.890 dólares la onza el próximo año, por debajo del precio de 1.965 dólares pronosticado por una encuesta de Reuters esta semana.

No todos los expertos son tan optimistas como el banco de Oceanía, pero sí hay consenso en que si se aprueba finalmente el paquete de estímulos, el precio del oro seguirá al alza.

Noticias relacionadas