El oro vuelve a la carga y prepárense para lo que le espera

El oro sube con fuerza y podría seguir haciéndolo en los próximos 30 años: esto es lo que le espera al oro para 2048 según el Consejo Mundial del Oro

Guardar

25/10/2019 17:22

El oro vuelve a la carga y sube con fuerza. Pero, ¿será el metal precioso una inversión brillante para los próximos 30 años? Las décadas que tenemos por delante se avecinan, cuanto menos, inciertas: debilidad económica, cambio climático, revolución tecnológica… ¿cómo afectarán todos estos frentes abiertos al oro?

Para darles una pequeña pista los expertos del Consejo Mundial del Oro viajado al futuro hasta el año 2048. Y prepárense, porque se avecinan muchos cambios. Por ejemplo, que China podría pasar a ser la primera economía mundial superando en un 65% en PIB per cápita a la media de países. Y esto es clave para el oro.

Escucha el reportaje completo aquí.

El oro vuelve a la carga y prepárense para lo que le espera

El oro vuelve a la carga y prepárense para lo que le espera

Por qué va a subir la demanda del oro hasta el año 2048

futuro

China es el mayor consumidor del oro en el mundo, y a medida que su clase media crezca, dicen estos expertos, aumentará su capacidad para invertir en oro. Especialmente importante va a ser India también. Allí las joyas juegan un papel muy importante en la familia como fuente de valor. Pero a medida que la economía crezca, según este informe, los productos de inversión en oro pasarán a ser mucho más relevantes para las familias.

Sin embargo, la inversión en oro se reforzará por muchos otros factores en los próximos 30 años. Por ejemplo, el estudio ve “imposible” que volvamos a tan boyantes económicamente como los de la década de los 90 y los 2000. Más bien, veremos desaceleración y crisis financieras que harán que los inversores huyan al oro para protegerse.

Pero hay muchos otros focos de incertidumbre: que China acabe robándole el primer puesto a Estados Unidos como economía más grande del mundo o que el cambio climático ponga en jaque algunas de las prácticas habituales de las empresas. Como resumen: que hay mucha incertidumbre en el horizonte y el oro se está frotando las manos.

La demanda crecerá pero, ¿qué hay del otro elemento de la ecuación, la oferta? Va a ser difícil que mantenga el ritmo que viene teniendo hasta ahora. Los expertos esperan que la oferta caiga en los próximos 30 años porque será más caro producir oro. De hecho, a día de hoy ya hay algunos que estiman que una mina no es operativa si el oro no vale, por lo menos, 1.500 dólares la onza. Y cuando la oferta no sube en línea con la demanda, los precios, de nuevo, suben.

Así que los próximos 30 años se avecinan como la fórmula perfecta para el metal precioso: incertidumbre, sumada a más poder adquisitivo y menos oferta para satisfacer la sed de oro.

Noticias relacionadas