"Los más perjudicados del impeachment a Trump han sido los demócratas"

En esta ocasión, Trump contaba con el apoyo del Senado, de mayoría republicana, por lo que tenía todas las de ganar. Pero John Bolton amenaza con nuevas pruebas en su libro, pendiente de publicación

Guardar

ETIQUETAS

impeachment

trump

TIEMPO DE LECTURA

2 min

06/02/2020 12:26

¿Puede haber otro impeachment al presidente Donald Trump? No parece probable, dado que lo más perjudicados de este proceso de impeachment contra Donald Trump han sido precisamente los demócratas.

Así lo señala Cristina Crespo, Directora de Relaciones Externas y coordinadora general del Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá lo considera improbable.

Entrevista a Cristina Crespo, Directora de Relaciones Externas y coordinadora general del Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá.

Hablamos sobre el proceso de impeachment a Donald Trump con Cristina Crespo, Directora de Relaciones Externas y coordinadora general del Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá.

En esta ocasión, Trump contaba con el apoyo del Senado, de mayoría republicana, por lo que tenía todas las de ganar. Solamente Mitt Romney, senador por Utah y excandidato presidencial en 2012, votó en contra del actual presidente dentro de las filas de su propio partido.

Un juicio político no es algo puntual, puede volver a producirse si aparecen nuevas pruebas al respecto. Lo que ya se había llamado la "trama ucraniana" acusaba a Trump de abuso de poder y obstrucción a la justicia. En concreto por haber presionado al presidente de Ucrania para que investigara a su rival político Joe Biden.

El mandatario fue declarado inocente. ¿Veremos otro juicio político contra él? Posiblemente no. Porque quien ha salido más desgastado de este proceso ha sido el partido demócrata.

"Hoy hablará Trump y dirá que esto ha sido una caza de brujas. Y toda su retórica se ve apoyada por cómo se van dando los acontecimientos", señala Cristina Crespo.

El flanco débil del presidente es John Bolton, su exasesor de seguridad nacional. Según dice tiene pruebas contundentes. Pero ni ha declarado en el proceso (ha sido un juicio rápido y sin testigos) ni puede, de momento, publicar su famoso libro.

Estaba previsto que viera la luz en marzo, pero el Consejo Nacional de Seguridad (NSC) lo paralizó, alegando que contiene "una cantidad significativa de información clasificada". Sus abogados han recurrido la decisión.

No es la primera vez que esto pasa; en el proceso contra Bill Clinton se hizo lo mismo, juicio rápido y sin testigos. En esta ocasión, se ha hecho pensando en el calendario electoral, según Cristina Crespo.

"Esto tampoco ha favorecido a los demócratas, se ha hecho coincidir con los caucus de Iowa, primarias demócratas, y ha habido 4 senadores que no han podido estar en la campaña, donde debían estar".

La economía da la razón a Trump

Por ahora a Trump se le pone todo de cara. Incluso la economía, que marcha favorablemente. Por ejemplo, el déficit comercial de EEUU ha bajado por primera vez en seis años, un 1,7% en 2019.

También se ha reducido el paro y se está creando empleo. Aunque lo cierto es que, si se compara con la era de Obama, los datos son más flojos. "Se ha creado menos empleo que en los últimos años de la administración Obama. Los datos pueden ser solo inercia, parte del ciclo económico".

Es decir, aunque es cierto que la economía va bien y avanza con fuerza en Estados Unidos, la astucia de Trump hace que parezca que va todavía mejor. "Él consigue que la sensación general sea de que va todavía mejor de que evoluciona realmente. Y no solo entre los republicanos. Hay esa impresión en el país".

Y seguramente Trump se va a apoyar en la economía para hacer campaña electoral.

Noticias relacionadas