Los principales riesgos mundiales conectan con el medio ambiente

Los cinco principales riesgos que afronta el mundo están conectados con el medio ambiente, según muestra el informe de Marsh & McLennan, que se debate en Davos

Guardar

21/01/2020 11:46

Es la primera vez en diez años que la encuesta con los cinco principales riesgos que afronta las economías mundiales se conectan de forma directa con el medio ambiente. Así lo refleja el informe de Marsh & McLennan, que será debatido estos días en el Foro Económico de Davos.

Los riesgos mundiales, conectados con el medio ambiente

Así lo muestra el informe de Marsh & McLennan, que será debatido estos días en el Foro Económico de Davos. Lo hablamos con José María Carulla, director de MRC y del Servicio de Estudios de Marsh España-

En la "Entrevista Capital", con Luis Vicente Muñoz, José María Carulla, director de MRC y del Servicio de Estudios de Marsh España, señala que no es algo sorprendente, "ya se veía una tendencia en este sentido".

Pero en esta edición del informe los riesgos medioambientales dominan los primeros cinco riesgos en cuanto a probabilidad y tres de los cinco en cuanto a impacto.

La inacción frente al cambio climático es el riesgo número uno en cuanto a impacto y el segundo en cuanto a probabilidad en los últimos diez años. Esto pone de manifiesto el fracaso de los poderes políticos y económicos para proteger a la población y poner en marcha el cambio necesario.

Otros riesgos que destaca el informe, en relación al medio ambiente, son las catástrofes naturales (por clima extremo o por la acción del hombre) o la pérdida de biodiversidad. La contaminación del hombre o la sobreexplotación de los recursos contribuyen al estrés de los ecosistemas.

Esto a su vez provoca escasez de agua y de alimentos, que generan migraciones masivas y tensiones geopolíticas. Todo ello causa un importante impacto económico.

Pero no hay que dejarse llevar por el pesimismo, porque “seguro que hay claves que invitan a la innovación, para que agentes públicos y/privados den con la receta para solucionar este escenario”.

Uno de los valores de este informe no es solo que identifica los riesgos sino que plantea formas de actuar de los gobiernos y la sociedad para luchar contra el cambio climático.

Ponen de relieve las principales preocupaciones. Y cuando hablamos de cambio climático, cómo están evolucionando los riesgos medioambientales, vemos cómo la juventud se está movilizando.

Eso tiene que ser un aviso a navegantes, tanto los organismos gubernamentales como empresariales tienen que dar respuesta a los que, de un modo u otro, son sus consumidores.

Y ya se está viendo acciones concretas. La Unión Europea ha establecido un objetivo de cero emisiones netas para 2050. Sería el primer continente neutral en niveles de carbono.

Eso supone un esfuerzo a nivel empresarial, pero el informe también muestra los riesgos, para que la gente sea consciente de la importancia de la naturaleza y lo que nos jugamos si la naturaleza se daña.

Al margen del cambio climático, en los últimos meses uno de los riesgos principales ha sido la guerra comercial. Ahora, aunque esté en vías de resolverse, la desaceleración por esa tensión y por la pérdida de confianza todavía sigue presente.

Si hablamos de estabilidad económica, los riesgos principales son el estancamiento económico, barreras comerciales, endeudamiento. Todo esto afecta también a la inversión. “Y seguimos en niveles de inversión extranjera inferiores a los 2008, con lo cual esto es importante”.

En el corto plazo, ¿de qué nos deberíamos preocupar?

Las principales preocupaciones se centran en problemas que venimos arrastrando los últimos años. Entre ellos, las confrontaciones económicas, con el ejemplo de China y Estados Unidos y su disputa comercial, o la polarización de las políticas externas.

También se cita como uno de los principales riesgos las olas de calor extremo (visto el caso de Australia). Y uno de los riesgos que no aparece en el top 5, pero sigue presente, son los ciberataques.

España: seis preocupaciones principales

A largo plazo, los riesgos que preocupan en España son seis y se centran en temas económicos y sociopolíticos. Seguirían este orden:

  1. Desempleo o subempleo
  2. Burbuja de los activos
  3. Cambios de precio en la energía
  4. Fracaso del gobierno nacional
  5. Inestabilidad social
  6. Posible colapso nacional debido a conflictos civiles

Noticias relacionadas