Randstad: "Esta campaña turística pone en riesgo a las empresas"

Valentín Bote, analiza los datos de empleo publicados hoy y hace una previsión sobre el futuro de las empresas cuando finalice la campaña turística

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

04/08/2020 11:53

En el contexto de una pandemia ocasionada por el coronavirus, el número de parados registrados en las oficinas de empleo bajó en julio en 89.849 con respecto a junio, suponiendo la primera reducción desde el inicio de la Covid-19. "Estos datos encubren un efecto rebote ya que veníamos de unos datos inusualmente negativos" asegura Valentín Bote a Capital Radio.

Análisis de los datos de empleo con Valentín Bote (Randstad Research)

En julio, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 18.785.554, 161.217 más que en junio, el mayor incremento mensual desde 2005 y el tercer mes consecutivo de recuperación del impacto de la pandemia de coronavirus.

Por sectores, el empleo en la hostelería aumentó en 66.924 personas; el de actividades sanitarias y servicios sociales, en 43.133, y el de comercio y reparación de vehículos de motor, en 40.816, mientras que la educación perdió 82.789 trabajadores en coincidencia con el fin del curso.

Por comunidades autónomas, el paro subió en julio en Madrid, Murcia y La Rioja, mientras que se redujo en el resto de regiones, especialmente en Andalucía (21.901 personas), Comunidad Valenciana (21.782) y Cataluña (15.670).

Concretamente, descendió en todos los sectores salvo la agricultura, donde aumentó en 11.108 personas, sobre todo en los servicios (84.563 personas), así como en la industria (9.444) y la construcción (6.556).

Valentín Bote apunta que el mes de julio se caracteriza por una elevada estacionalidad , por lo que actividades como educación reducen su afiliación y por tanto, aumenta el paro.

Valentín Bote explica como afecta la estacionalidad a los datos de empleo

Previsiones

Valentín Bote prevé como influirá la campaña turística en los sectores

"Si la campaña turística acaba siendo tan mala como parece que puede ser, esto pondría en riesgo a muchas actividades y empresas relacionadas con el comercio y hostelería. Si esto se materializara en el cierre de las mismas durante los meses de otoño, habría una reducción de los ERTE, pero como consecuencia de que los trabajadores fueran al paro". Así lo explica el director de Randstad Research".

Noticias relacionadas