Los reyes llegan a Cuba: ¿visita histórica o error histórico?

Es el único país de habla hispana al que ningún Rey de España ha podido efectuar nunca un viaje de Estado. Se trata de una visita que fue aplazada en varias ocasiones durante los 40 años de reinado del Rey Juan Carlos I.

Guardar

12/11/2019 09:49

Claves de la Visita de los Reyes a Cuba

Para algunos es un paso más en la normalización de las relaciones comerciales. Para otros, una vergüenza que el Rey visite una dictadura

Este martes los reyes de España inician una visita histórica en Cuba. A las 1:23 de la madrugada, hora española, llegaban a La Habana para comenzar esta visita de Estado, la primera de un rey a la isla, que fue provincia española durante cuatrocientos años, hasta 1898. El motivo de este viaje es la asistencia a la celebración del quinto centenario de la capital cubana.

Se trata de una visita que fue aplazada en varias ocasiones durante los 40 años de reinado del Rey Juan Carlos I. De hecho es el único país de habla hispana al que ningún Rey de España ha podido efectuar nunca un viaje de Estado. Se ha hecho coincidir con la celebración del 500 aniversario de La Habana, y con el fin de normalizar las relaciones.

Los actos centrales de este evento tendrán lugar el próximo fin de semana, con asistencia de otras personalidades y líderes mundiales. Entre ellos los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, de Nicaragua, Daniel Ortega y de Rusia, Vladimir Putin.

Unos mandatarios con los que los reyes de España no van a verse las caras. Desde la diplomacia española se ha justificado la ausencia de los Reyes en este acto central para dar mayor visibilidad a la visita de Estado, pero hay quien apunta a que se ha querido evitar el contacto con otros mandatarios incómodos. Felipe VI y Letizia volverán a España antes del fin de semana, en concreto este jueves día 14.



Críticas y la vista puesta en el miércoles

Se esperaba desde algunos sectores que esta visita de los reyes a cuba viniese acompañada de más apertura de la isla o de algunas concesiones. Pero finalmente parece que no va a ser así. Desde la diplomacia española recuerdan y se escudan en que “el Rey no hace política” y que se trata de un viaje institucional. Y es que Felipe VI no va a reunirse con ninguno de los opositores ni sus familias, aunque sí lo hará con miembros de la sociedad civil.

Desde el PP, su presidente, Pablo Casado, ha criticado este viaje, asegurando que es “lamentable” que el Gobierno socialista envíe al Rey de España a visitar una dictadura. Las críticas han llegado también desde Vox, que ha intentado que se convocase a la Diputación Permanente para frenarlo.

El plato fuerte llegará el miércoles, porque será el momento en el que el Rey pronunciará dos discursos que van a centrar la atención; uno en la recepción a la colectividad española y otro, el más esperado, por la noche, en la cena que los Reyes ofrecerán al presidente Miguel Díaz-Canel.

Todas las miradas estarán puestas en sus palabras y en los posibles mensajes que pueda lanzar Felipe VI. Además el miércoles mantendrá un encuentro con empresarios españoles con intereses en Cuba.

Noticias relacionadas