¿Por qué se calienta el precio de la energía solar? China 'tiene' la culpa

El precio del polisilicio, clave para los paneles solares, se ha disparado un 118% en este 2021 hasta los 24 dólares por kilogramo

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

2 min

25/05/2021 10:05

En los últimos años nombres como litio, silicio, paladio o coltán se han convertido en habituales por la irrupción del coche eléctrico, los semicondutores o el auge del mundo tecnológico. Pero, poco se ha hablado del polisilicio y su importancia en el mundo de la energía solar. Ahora el precio de este mercado se calienta y China tiene la culpa.

Realmente su nombre es silicio policristalino y es un tipo de material es muy importante para la fabricación de células fotovoltaicas y la energía solar en general. Aunque, también se utiliza en aplicaciones particulares, como los paneles fotovoltaicos.

Hace cuatro años, el precio del polisilicio se calentó y en cuatro meses se disparó un 35% por la escasez de este material en la gran fábrica del mundo: China. El coste por kilo pasó de 14 a 19 dólares.

Ahora, la curva vuelve a ser ascendente este 2021. Según los datos de Benreuter Research, el polisilicio ha pasado de 11 dólares a principios de año a 24 dólares por kilogramo (+118%).

Captura de pantalla 2021-05-25 a las 9.17.08
Benreuter Research

Se espera que los precios del polisilicio se mantengan altos hasta fines de 2022, según analistas de Roth Capital Partners.

China y el trabajo forzoso

Como ocurre con las famosas tierras raras u otras muchas materias primas, China también es el gran almacén de polisilicio del mundo.

Prácticamente, el suministro mundial de este materia está en el gigante asiático y, especialmente, concentrado en la región de Sinkiang.

uigures paneles solares

Su nombre oficial es Región Autónoma Uigur de Sinkiang. Se encuentra ubicado en el extremo noroeste del país, la división a nivel de provincia más grande de China y la octava subdivisión de país más grande del mundo, abarca más de 1,6 millones de km².

Casi la mitad de la población es uigur y la amplia mayoría de esta región tiene aspiraciones secesionistas con el régimen de Pekín.

Precisamente, en esta región el Partido Comunista Chino está acusado de encarcelamiento masivo de minorías.

El pasado mes de septiembre, aún bajo el mandato de Donald Trump en la Casa Blanca, Estados Unidos prohibió la importación de alimentos provenientes de esta región por "trabajos forzosos" con la población.

Una restricción que se centraba en la compra de tomates y algodón, pero ¿y el polisilicio?

China y sólo China

En un informe del pasado 14 de mayo firmado por Laura Murphy y Nyrola Elima de la Universidad Sheffield Hallam (UK) encontraron 11 empresas involucradas en tareas de trabajo forzoso de a la población uigur.

En su extenso trabajo, señalan, además, a 90 empresas chinas y extranjeras cuyas cadenas de suministro también se ven afectadas. Entre los nombres que aparecen en estas páginas están los principales actores en este mercado: JinkoSolar Inc., LONGi Green Energy Technology Co., Trina Solar Energy Co. y JA Solar Holdings Co.

Siete de los 10 principales productores mundiales son chinos. Canadian Solar Inc. está registrada en Canadá, pero su producción está en China.

Solo uno de ellos, First Solar Inc., no está expuesto a la cadena de suministro de polisilicio de Xinjiang porque la empresa de Tempe, Arizona, ya que no usan este material.

Noticias relacionadas