El sector inmobiliario mira hacia el futuro

Guardar

16/05/2016 09:33

Una semana después de que la feria inmobiliaria internacional de Madrid, SIMA, cerrara sus puertas en Madrid, los expertos del sector inmobiliario recogen los primeros datos e impresiones en nuestro debate de Inversión Inmobiliaria y todos llegan a una conclusión: El sector inmobiliario mira hacia el futuro. "Este año en el SIMA, por fin, empezamos a hablar de futuro.  En la feria ya no se habló de crisis. El ambiente era muy diferente, ahora ya se habla de proyectos de obra nueva y no de liquidación de stock como en anteriores ferias. Se habla de futuro, de sostenibilidad, de personalización de proyectos que en etapas anteriores a la feria no existían", afirma Pedro Soria, director de proyectos y diversificación de Tinsa".

"La feria es testigo del cambio de tendencia en el sector y hay datos que lo confirman. Este año la participación de empresas en el SIMA ha crecido un 30% y ese mismo porcentaje también ha crecido en superficie. Por primera vez desde la crisis la oferta sobre plano predomina a la oferta terminada. Crece el número de visitantes un 5% y se recupera el perfil de cliente joven. En total del 95% de público comprador de viviendas que visitó este año la feria, el 78% ha visto un producto que le encaja, osea que más de la mitad de los visitantes en la feria pueden acabar comprando una vivienda", asegura Eloy Bohúa, director del SIMA

"Nosotros , en Hi Real Estate, hicimos reservas desde el primer día en total, hemos hecho cerca de 20 reservas pero contactos de gente que nos pidió información interesada y le tomamos los datos para informarle de la promoción que querían, en total 700 personas. La feria es un buen foro comercial y nosotros no hemos faltado ni un solo año. Está claro que la temperatura de la feria como buen termómetro del sector inmobiliario que es, se ha ido calentando en estos últimos años pero este año hemos llegado a la zona templada y hay optimismo en el sector", apunta Juan José Cercadillo, consejero delegado de Hi Real Estate.

"Nosotros llevábamos unos años sin venir a la feria porque no teníamos mucho producto y este año el Grupo Ibosa ha estado en la feria como Asociación de gestores de cooperativas y hemos notado un gran cambio. Vemos un sector más profesionalizado en general que ha evolucionado mucho ofreciendo desde la personalización hasta la innovación tecnológica y comercial. Ahora comprar una vivienda no tiene nada que ver con ferias anteriores donde se vendía un producto más industrial. Ahora  es un producto de calidad, cuidando mucho cada detalle. La presencia de los bancos liquidando su stock ha desaparecido y ha dado paso de nuevo a los promotores sacando proyectos nuevos", afirma Juan José Perucho, director general del Grupo Ibosa.

 

La Administración Pública cierra el grifo al suelo

La recuperación del sector inmobiliario ya es un hecho pero el déficit mayor que atraviesa el sector es la falta de suelo lo que hace que en algunas zonas ya estén subiendo los precios de la vivienda. "El precio del suelo lo que hace es anticipar el precio final de la vivienda. Hay tres elementos importantes: el suelo, la construcción y los impuesto. Si el suelo sube está claro que la vivienda va a subir y eso no lo veremos en unos meses pero en los próximos años se verá. Esta repercusión del precio del suelo en la vivienda será más moderada que en años anteriores pero se va a producir", declara Juan José Cercadillo.

"La materia prima que es el suelo esta sometida al devenir de las Administraciones Públicas que en estos momentos ha decidido cerrar el grifo, lo que está interfiriendo enormemente en el mercado. Nosotros nos dedicamos a comprar suelo para satisfacer la demanda que hoy en día existe y que es real y en municipios como Madrid hay una filosofía de estrategia de generación de esa materia que no está acorde con los tiempos. Ahora que se empieza a levantar el sector y que hay cierta necesidad de comprar una vivienda se ha tomado el mantra de que no  deben hacerse más viviendas y eso choca con lo que vivimos en el día a día donde vemos una demanda de gente joven que ha estado retenida estos años por la inestabilidad laboral y económica y que ahora buscan comprar vivienda. En Madrid en una horquilla de precios de entre 150.000 y 200.000 euros no hay vivienda. Todas las actuaciones urbanísticas se paralizaron porque eran actuaciones desmedidas pero ahora se ha pasado de actuaciones desmedidas a meterlas en un congelador y no hay ninguna. Pienso que son decisiones extremas", asegura Juan José Perucho.

De la misma opinión es Pedro Soria, "si el urbanismo en España ya es lento de por sí y ponemos trabas en un entorno de incipiente recuperación es evidente que es malo. Hoy en día hay mucha dificultad en la financiación de un suelo y se recurre a los fondos de inversión y estos fondos no apuestan por proyectos que no sabes si se podrá llevar a cabo en dos años o en 20 años".

"Esto es un problema que se añade a los plazos tan largos que tiene que soportar todos los procesos de nueva promoción y al final todo esto está dentro de los parámetros que suelen manejar los empresarios de este sector pero ahora encima tienen que contemplar otro paso más que es el  de los procesos judiciales y este es un factor de incertidumbre más difícil de controlar, el paso por los tribunales", concluye Eloy Bohúa.

 

Puedes escuchar el debate entero en el minuto 00:26

http://capitalradio.es/audios/20160512_INVERSION_INMOBILIARIA.MP3

 

Noticias relacionadas