Barclays lastra las cuentas de Caixabank

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

28/10/2016 06:02

La integración de Barclays durante 2015 ha tenido un importante impacto en las cuentas Caixabank en los nueve primeros meses de este ejercicio. La compañía presidida por Julio Gortázar obtuvo un beneficio neto de 970 millones, un 2,6% menos que en el mismo periodo del año pasado.

El resultado antes de impuestos alcanza los 1.314 millones, lo que supone un crecimiento del 45,2% en comparación al mismo periodo de 2015 y el resultado del negocio bancario y asegurador asciende a 1.374 millones de euros, con una rentabilidad del 11% (ROTE últimos doce meses).

En este periodo, el resultado obtenido se apoya en la evolución de los ingresos y los gastos, que permite que el margen bruto alcance los 5.939 millones (-6,6%) y el margen de explotación los 2.821 millones (+2,7% y -10,6% si se excluyen los costes extraordinarios), y la significativa reducción de las pérdidas por deterioro de activos financieros y otras provisiones (-33,3%).

En la evolución interanual, el margen de intereses alcanza los 3.080 millones de euros (-6,9%) y los ingresos por comisiones se sitúan en los 1.546 millones (-3,4%). En la comparativa trimestral, ambos conceptos confirman la mejora apuntada en el segundo trimestre: el margen de intereses aumenta un 1,8% como consecuencia, entre otros, de la disminución del coste de financiación, y los ingresos por comisiones se incrementan un 2,7% debido, principalmente, a la mayor comercialización de planes de pensiones y seguros.

Los gastos sin costes extraordinarios se reducen un 2,2% en la variación interanual y un 0,4% en la variación trimestral, tras el continuo esfuerzo de racionalización y contención de costes, la captura de sinergias tras la integración de Barclays Bank, SAU y ahorros derivados de las prejubilaciones y los acuerdos laborales para la optimización de la plantilla. En este trimestre se han registrado costes extraordinarios por 121 millones asociados al acuerdo laboral alcanzado en julio.

Esta evolución de los ingresos y costes permite que la ratio de eficiencia mejore 4 puntos porcentuales en el año y se sitúe en el 54,9% y, sin costes extraordinarios, en el 53,3%.

Las ganancias/pérdidas por activos y pasivos financieros y otros se sitúan en 718 millones (+0,8%), e incluyen la plusvalía bruta de 165 millones del resultado de la operación de Visa Europe. Los ingresos de la cartera de participadas se sitúan en los 550 millones de euros (-10,5%) impactados, entre otros, por el cambio de perímetro tras el acuerdo de permuta con CriteriaCaixa.

El epígrafe de ganancias/pérdidas en baja de activos y otros recoge, entre otros, los resultados generados por la venta de activos y otros saneamientos, principalmente, de la cartera inmobiliaria. En 2015, incluía la diferencia negativa de consolidación de Barclays Bank.

Noticias relacionadas