BQ pone rumbo a Vietnam

TIEMPO DE LECTURA

1 min

27/11/2018 09:25

El mercado de los smartphones en Vietnam creció un 29% en el año 2017, según datos de Euromonitor. Las perspectivas de crecimiento del sector son favorables, ya que este mercado se ve influenciado por la mejora del nivel de vida de la población.

Samsung lidera el mercado con un 39% de las ventas, seguidos de la china Oppo con un 28%. El pasado mes de julio, Vingroup y BQ sellaron un acuerdo de colaboración estratégica para la producción de móviles inteligentes. Este acuerdo supone un paso importante de VinSmart, con el objetivo fijado en el lanzamiento de smartphones propios a medio plazo.

"Somos una de las pocas empresas que desarrolla electrónica de consumo en Europa y eso nos ha dado un conocimiento transversal de diseño, mecánica, hardware y software muy difícil de encontrar. Esas competencias nos permiten crear nuestros propios productos y soluciones, pero también las de terceros. Estamos orgullosos de poner a España en el mapa del desarrollo tecnológico", explica Alberto Méndez, CEO de BQ.

Esta acuerdo conlleva que BQ lleva dos licencias de sus smartphones para su venta y distribución en Vietnam bajo la marca VSmart. Además, la española ha sido la responsable de montar la primera fábrica de móviles del holding vietnamita. El acuerdo también conlleva la cesión de propiedad intelectual y la transmisión de conocimiento por parte de BQ.

Vingroup, un holding con un valor de 13.500 millones de dólares y que opera en sectores como el de la construcción, el turismo o la automoción, será la primera compañía vietnamita en entrar en el sector de la telefonía.

BQ también ha liderado la creación de la primera fábrica de móviles de Vingroup. La planta, construida y equipada en un tiempo récord de cinco meses, cuenta con maquinaria de última generación y tiene una capacidad de fabricación de hasta 20.000 unidades al día. Será allí donde la española BQ comience a producir sus propios dispositivos, que distribuirá en los puntos de venta habituales.

El proyecto ha conllevado una inversión superior a los 30 millones de euros y en él trabajan más de 100 ingenieros españoles, tanto en Madrid como en Hanoi (Vietnam). Aunque se ha especulado con una posible deslocalización de la compañía con sede en Rivas-Vaciamadrid (Madrid), la compañía ha desmentido a Capital Radio este punto.

Tiempos revueltos

La desaparición de Wolder ha dejado a BQ como el fabricante español de smartphones más importante en la Península Ibérica. No obstante, no corren buenos tiempos en la compañía española.

La competencia en el mercado Android es feroz y la irrupción de las marcas chinas está provocando que el reparto de la tarta del mercado cada vez sea más disputada. Este año, BQ ha firmado su primer ERE que ha reducido su plantilla de reparaciones de 500 trabajadores a 70.

 

Noticias relacionadas