¿Quién es Couche-Tard, el grupo canadiense dispuesto a quedarse con Carrefour?

La compañía con sede en Laval (Canadá), Couche-Tarde ofrece por la cadena de supermercado francesa 16.000 millones de euros, lo que supone una primera del 30% respecto más reciente de los títulos de Carrefour

Guardar

13/01/2021 17:32

Las alertas saltaban a primera hora de la mañana cuando los diarios franceses informaban que Carrefour, uno de los buques insignias del comercio galo, podría terminar siendo canadiense.

El grupo Alimentation Couche-Tard quiere hacerse con el gigante francés, Carrefour, por una factura de más de 16.000 millones de euros.

Pese a que en Francia y el resto de Europea, Couche-Tard es una compañía prácticamente desconocida, pero en América es la reina de los supermercados. Couche-Tard opera al otro lado del Atlántico más de 14.000 supermercados y emplea a 130.000 personas.

Desde su nacimiento en 1980 con la apertura de una tienda de alimentación en Montreal, Couche-Tard se ha convertido, en apenas tres décadas, en un jugador esencial del sector de la alimentación y los hipermercados.

Tras crecer en Canadá, la empresa decidió conocer mundo y decidió saltar su frontera sur para arrivar en los Estados Unidos donde, a comienzos de siglo, adquirió un gran número de locales en su vecino sureño. Entretanto llegó a Escandinavia, Europa del Este y Rusia al adquirir las 2.300 tiendas de conveniencia del grupo noruego Statoil en 2012. En Asia y Oriente Medio, Couche-Tard tiene en propiedad más de 2.200 locales.

Fuera de Quebec, Couche-Tard se quedó en 2003 con las estaciones de servicio de la compañía estadounidense Circle K. De hecho, entonces fue cuando la canadiense vio cómo su modelo de mercado viraba 180 grados hasta convertirse en poco más que una empresa propietaria de gasolineras, una división que aporta a la compañía casi 39.000 millones de dólares de los 54.000 millones totales que la empresa reportó en sus últimos resultados trimestrales.

De hecho, la alianza con Carrefour es el gran objetivo marcado sobre la agenda de Couche-Tard, precisamente, para conseguir deshacerse de la fuerte dependencia de la compañía del combustible.

Duplicar su tamaño en 2023

Couche-Tard no esconde sus ambiciones: el grupo aseguró en abril de 2019 que pretendía duplicar su tamaño a finales de 2023.

Si bien la crisis sanitaria le obligó a abandonar la adquisición del canal australiano Caltex, en noviembre anunció que se había convertido en el propietario de las tiendas autorizadas de Hong Kong, y que planeaba abrir "decenas de tiendas" en la metrópoli china. Un primer paso en Asia para una empresa que quiere irrumpir en el mercado chino o tailandés, pero también un cambio de estrategia centrándose en la ciudad y alejándose de los entornos rurales.

Couche-Tard llegó a la Bolsa de Valores de Toronto en 1986 y nunca ha dejado de registrar beneficios desde entonces: el grupo ha recogido beneficios por un valor de 2.400 millones de dólares (1.960 millones de euros) durante su último ejercicio.

Su capitalización bursátil es de 29.600 millones de euros, frente a los 12.600 millones de euros de Carrefour.

La deuda de Carrefour

Carrefour, pionera de los grandes hipermercados, ha perdido terreno ante la competencia de Leclerc, en Francia, y de las cadenas de gran descuento alemanas como Lidl o Aldi.

La empresa, vendió sus operaciones en China hace un par de años, y desde entonces ha puesto en marcha un plan de recortes que pasa por reducir la oferta de gran formato y virando su estrategia hacia el comercio electrónico y la alimentación orgánica. En la actualidad, Carrefour tiene una deuda de 6.000 millones de euros.

Noticias relacionadas