Cartera antiestrés de sombrilla y playa

Cartera antiestrés de sombrilla y playa

Marta Isern

27/06/2018 12:19

Aunque la teoría dicta que en verano las bolsas están más tranquilas e incluso algo aburridas, la realidad es que en los últimos años no nos hemos librado de los sustos. Todos los años aparece alguna tormenta de verano que cae como un chaparrón sobre nuestra cartera.

Por poner algún ejemplo: el verano pasado las tensiones nucleares entre Trump y Kim Jong-un hicieron tambalear al mercado; en 2016, Reino Unido inauguraba el verano a lo grande con un Brexit que provocó la fuga de muchos inversores extranjeros; en 2015, el Banco Popular de China anunció por sopresa la mayor devaluación de su divisa en los últimos veinte años. Y el famoso 'whatever it takes' de Draghi se pronunció un mes de julio de 2012.

Para evitar que cualquier susto impacte en nuestras inversiones, José María Luna, director de análisis de Profim, recomienda preparar una cartera antiestrés, una cartera de sombrilla y playa.



"Yo escogería renta fija de muy corto plazo y súper barata, con comisiones de gestión bajísimas", señala Luna. Con estas características, señala el fondo Welzia Corto Plazo, con una comisión de gestión del 0'25% y el Credit Suisse Duración 0-2.

"Debemos buscar también productos de retorno absoluto, son el producto estrella, como si fuera la canción del verano", apunta el director de análisis de Profim. Dos ejemplos serían el BSF European Absolute Return y el H2O Adagio de Natixis. "Estos cuatro fondos nos permiten quitarle ruido a nuestra cartera para estar tranquilos este verano".

Todo apunta a que este verano no será una excepción. "Se dará la típica tormenta perfecta veraniega en el mercado", predice José María. Los factores tras esta tormenta son tres: por un lado, la guerra comercial de EEUU, con una dialéctica que cada vez va a peor; por otro, la retirada de estímulos de los bancos centrales, lo que significa que ya no podemos contar tanto con su ayuda y, por último, la pérdida de pulso de crecimiento económico mundial. "Debemos seguir estos tres factores de ruido, porque si se recrudecen habría que reducir la exposición en el mercado mucho más", advierte Luna.
Publicidad

Noticias relacionadas