Cellnex compra tantas torres porque quiere ser la reina 5G

De todas las torres de telecomunicaciones de Cellnex, casi la mitad se han adquirido en el último año, ¿por qué tanto furor por las torres?

Guardar

04/12/2019 18:57

Las torres de telecomunicaciones son el furor de 2019. No hay más que ver lo mucho que ha subido Cellnex en el año, casi un 100%, y las grandes inversiones que ha acometido para comprar muchas torres. Y es que precisamente este amasijo de torres podría ser el oro del siglo XXI.

Cellnex tiene 54.000 torres en todo el mundo. Esto es más del 25% del total de torres que existen solo en España. Según EY, la cifra ronda los 43.000 emplazamientos en nuestro país.

Y aunque la compañía tiene cinco años de historia, casi la mitad de esas 54.000 torres las ha adquirido solo en el último año. Curiosamente, coincide con el momento en el que ya se empezaba hablar de la revolución de la próxima década: el 5G.

Escucha el reportaje completo en el siguiente podcast.

Cellnex compra tantas torres porque quiere ser la reina 5G

¿Qué papel juegan las torres de telecomunicaciones en la llegada del 5G?

El 5G es la próxima revolución que cambiará nuestras vidas. Es lo que nos va a permitir tener coches que conduzcan solos, que los médicos nos salven la vida a distancia o que podamos abrir la puerta de nuestra casa con nuestro teléfono.

Pero para que el 5G como tal aterrice en nuestras vidas, desde Cellnex nos explican que hacen falta cuatro cosas. En primer lugar, las torres. Una torre de telecomunicación es la típica torre de hierro que podemos ver en zonas rurales, o también las torres que vemos en las azoteas de los edificios.

Eso ya existe. Pero para que, por ejemplo, un coche pueda conducir solo, internet tiene que funcionar mucho más rápido. Y para eso tiene que haber una mayor densidad de antenas. Esto se consigue construyendo lo que se conoce como miniantenas. Son antenas que se colocarán en semáforos o en farolas. En definitiva, en mobiliario urbano.

Estas miniantenas ya se están empezando a construir. Sin ir más lejos, ya existen en estadios como el Wanda Metropolitano para que las miles de personas allí presentes puedan tener cobertura.

Una vez se establezca esto, se necesitará fibra óptica para conectar todas las torres y antenas. También serán necesarios muchos más centros de datos cercanos para que la información tarde menos en llegar a nuestros dispositivos, según José María Campos, experto en ciudades inteligentes y CEO de la compañía Celering.

Aquí es donde entra en juego Cellnex, que está haciéndose con el gran grueso de las infraestructuras. En España, se estima que posee casi un cuarto de todas las torres de telecomunicaciones que existen y cada vez engorda más su cartera de activos porque está comprándole torres a operadoras como Orange.

Venta de torres de operadoras a Cellnex: un 'win-win' para ambos

Antes a las operadoras les interesaba poseer estas torres porque les aseguraba una mayor cobertura. Hoy en día la cobertura está garantizada y el valor añadido de las operadoras está más en sus servicios, por ejemplo, en los megas que ofrecen o en los contenidos de video.

Además, si le venden estas torres a operadores neutros como Cellnex (que no son operadoras como Orange o Movistar) les sale más barato. El motivo de esto está en que Cellnex les alquila la torre a varias operadoras, no solo a una, y así estas se ahorran costes.

Pero Cellnex, ¿qué gana con todo esto? Le asegura ampliar cada vez más su imperio de torres de telecomunicaciones con el 5G a la vuelta de la esquina. Además le asegura ser el casero de las operadoras durante mucho tiempo, puesto que los contratos que firma con ellas suelen ser de largo plazo.

Noticias relacionadas