Comprar a futuro para ayudar hoy: La iniciativa que pretende asistir a los comercios

El objetivo es que los negocios oferten sus productos de forma online y que los clientes los compren ahora para canjearlos una vez que vuelvan a abrir sus puertas. 

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

25/03/2020 17:17

Comprar a futuro para ayudar en el presente. Sobre esto trata la iniciativa Ventures for Change que pretende ayudar a los comercios y restaurantes que han tenido que cerrar por la crisis sanitaria. El objetivo es que los negocios oferten sus productos a través de la plataforma Apúntamelo y que los clientes los compren ahora para canjearlos una vez que vuelvan a abrir sus puertas.

De esta manera, explica Julen Cordobés, business builder de Byld y uno de los creadores del proyecto, se espera proveer liquidez a los negocios para que puedan "esquivar el impacto económico que están sufriendo por la crisis del coronavirus".

Escucha la entrevista completa en el siguiente podcast

Comprar a futuro para ayudar hoy: La iniciativa que pretende asistir a los comercios

Entrevista a Julen Cordobés, business builder de Byld

Si bien la plataforma ha sido creada hace unos pocos días, ya hay comercios y bares que se han sumado. Incluso, grandes empresas como Glovo, Too Good to Go y Coca Cola han apoyado el proyecto. "Si los negocios cierran, también cierra parte de su clientela", explica Cordobés.

Pero lo que no es tan fácil es conseguir que los clientes compren los descuentos, ya que en este momento hay muchas personas en ERTEs y en el paro laboral. Aunque ya hay algunas personas que han empezado a ayudar a sus comercios favoritos para que no cierren sus puertas de forma permanente una vez que acabe esta situación.

Se trata de hacerles un préstamo comprando una cena en su bar favorito y poder consumirla cuando vuelva a abrir sus puertas, o unas entradas de cine y ver una película que se estrene dentro de un par de meses.

Uno de los grandes problemas que han detectado los creadores de Ventures for Change, es que la mayoría de los pequeños comercios no están digitalizados y por eso, cerrar sus puertas les supone un impacto mayor que a aquellos que mantienen tiendas y ofertas online. "Esperamos que esta situación sirva para que el Gobierno entienda la importancia de que el pequeño comercio se digitalice y pueda ser más resiliente a la hora de sufrir impactos como este en el futuro", concluye Julen.

Noticias relacionadas