Enagás sube un 5% el dividendo tras comprar un 11% de Tallgrass

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

12/03/2019 06:31

Enagás actualiza su plan estratégico pera el periodo 2019-2023 con buenas noticias para los accionistas. Eleva un 5% anual su dividendo hasta 2020 y un mínimo del 1% anual en el periodo 2021-2023, gracias a la previsión de crecimiento de la compañía y la entrada en el mercado estadounidense. Así, la empresa presidida por Antonio Llardén prevé que el dividendo pase de 1,60 euros por acción este año a al menos 1,74 euros por título en 2023.

La actualización llega después de anunciar su entrada en el mercado de Estados Unidos con la compra de un 10,93% de Tallgrass Energy por 524,7 millones de euros. Una operación que espera que les reporte 60 millones de dividendo al año, según ha explicado el propio Llardén.

La operación ha sido pactada con los fondos de inversión en infraestructuras Blackstone y el fondo soberano de Singapur (GIC) hasta ahora accionistas de la sociedad que controla el 100% de los derechos políticos y el 43,91 % de los derechos económicos de Tallgrass. Tras la operación, el accionariado de la firma propietaria de Tallgrass quedará con Blackstone como socio mayoritario (43,91 %), Enagás con un 24,9 % y GIC como socio minoritario. Enagás también ha pactado incrementar su participación en esta sociedad en otro 3,52% por un importe de 74 millones de euros.

Una vez completada la operación, Enagás también ha pactado incrementar su participación en esta sociedad en otro 3,52% por un importe de 74 millones de euros, cifra que podría variar si se dan determinadas condiciones.

La empresa que preside Antonio Llardén, que pasa a convertirse en el socio industrial de TGE y contará con un puesto su Consejo de Administración, se ha comprometido a invertir en el futuro hasta 266 millones euros en proyectos de la firma estadounidense.

Enagás proyecta un flujo de caja disponible de 2.962 millones de euros si no hay ningún cambio en el marco regulatorio. De esa cantidad, 1.984 millones se destinarán al pago de dividendo. También espera obtener un flujo de caja discrecional de unos 1.413 millones de euros, con unas inversiones comprometidas por importe de 983 millones de euros.

Además, la compañía prevé que su estructura de deuda cuente con un porcentaje superior al 80% a tipo fijo, para limitar de este modo el riesgo derivado de la evolución de los tipos de interés.

El plan de Enagás tiene como pilares el impulso de su papel como gestor técnico del sistema gasista en España, así como el compromiso de la compañía con la eficiencia energética, la transición ecológica y el desarrollo del biometano y el hidrógeno como alternativas renovables.

También se focalizará en el crecimiento de su 'core business' en los mercados internacionales que el grupo tiene identificados como prioritarios en su plan estratégico. Además de EEUU se fijará en Europa, México, Perú, Chile, Colombia.

Tallgrass Energy


TGE es una empresa de infraestructuras energéticas fundada en 2012 que posee tres gasoductos interestatales con un total de 11.000 kilómetros de transporte, 2.400 kilómetros de gasoductos de extracción de gas y un oleoducto de 1.300 kilómetros, así como una cartera de proyectos en el mercado americano.

Enagás destaca que la entrada en TGE encaja con su estrategia de inversión en activos gasistas en mercados estables con capacidad de crecimiento.

El directivo de Blackstone Infrastructure Wallace Henderson ha dado la "bienvenida a Enagás como socio industrial" del grupo y ha destacado "su amplia experiencia en la operación" de sistemas gasistas.

Noticias relacionadas