Endesa prevé elevar beneficio y dividendo en su estrategia a 2020

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

22/11/2017 09:08

Endesa espera obtener un beneficio neto de unos 1.600 millones de euros en 2020, frente a los 1.400 millones que prevé ganar en el actual ejercicio. Estas previsiones implican un crecimiento anualizado del beneficio neto de un 6% entre 2017 y 2020.

La eléctrica española abonará a sus accionistas un dividendo completamente en efectivo de al menos 1,33 euros por acción para 2018, desde los 1,32 euros por título que prevé repartir en 2017. Además, Endesa adelanta que el dividendo ordinario supondrá el 100% del beneficio neto en el periodo del plan estratégico salvo “circunstancias excepcionales”.

Por otro lado, la empresa espera un resultado bruto de explotación o Ebitda para 2020 de 3.700 millones de euros, con un crecimiento medio anual del 4%, si bien la actualización de su plan ajusta las cifras previstas anteriormente para los ejercicios de 2018 y 2019 debido a las "nuevas condiciones del mercado". La nueva cifra de Ebitda para 2018 desciende desde los 3.500 millones a 3.400 millones, y la de 2019 de 3.700 millones a 3.500 millones. Del Ebitda de 2020, un 54 % procederá del negocio de distribución; un 36 % del de generación, y comercialización, y un 10 % de los sistemas extrapeninsulares.

Por otra parte, las inversiones desde 2017 hasta 2020 serán de 5.000 millones de euros, 300 millones más que en el plan antiguo, y de ellas un 18% irá a renovables. Un 56% de las inversiones estará dedicado a crecimiento, frente a sólo al 44% en el plan anterior, y alrededor de 2.000 millones del total de la inversión se destinará a las redes, con un incremento del 11% con respecto al proyecto precedente.

La eléctrica prevé una inversión en renovables de 900 millones de euros en el periodo, después de haberse adjudicado 879 megavatios (MW) de nueva capacidad eólica en subastas, y estima que la contribución al Ebitda procedente de nuevas inversiones en estas tecnologías será de 80 millones de euros a partir de 2020.

En cuanto a la generación tradicional, es decir, nuclear y térmica, contempla unas inversiones brutas de 400 millones de euros en seguridad y operación a largo plazo en nucleares y de 300 millones en inversiones medioambientales en las térmicas.

La cifra total de inversiones en digitalización para el periodo será de 1.300 millones de euros, que la compañía estima reportarán un ahorro de 250 millones de euros, y dentro del negocio e-Solutions de servicios espera contar con 600 estaciones eléctricas de carga pública en 2020.

La actualización de las previsiones de la compañía llega después de que ayer su matriz Enel avanzara previsiones para 2020, cuando espera obtener un Ebitda de 3.800 millones de euros y unas inversiones de casi 4.700 millones para el periodo 2018-2020.

Noticias relacionadas