Estos serán los anuncios que verás en el descanso de la SuperBowl

Este año nos podemos olvidar de Budweiser, Coca-Cola, Ford, Hyundai o Facebook, entre otras, aunque novedades como DoorDash o Robinhood llegan con fuerza

Guardar

05/02/2021 17:28

La final de la Superbowl es una de las citas que más ingresos genera. Miles de marcas compiten cada año para hacerse con algunos de los preciados 30 segundos del intermedio que les cuestan millones. ¿Cuánto cuesta cada anuncio de la SuperBowl? ¿Qué compañías se quedan este 2021 con estos espacios?

Lo contamos en este podcast de Mercado Abierto:

Estos serán los anuncios que verás en el descanso de la SuperBowl

Este año nos podemos olvidar de Budweiser, Coca-Cola, Ford, Hyundai o Facebook, entre otras, aunque novedades como DoorDash o Robinhood llegan con fuerza

No será en Miami como nos cantaban el año pasado Shakira y Jennifer López, pero sí en Florida. Allí se celebrará este año la final de la Liga de Fútbol Profesional de Estados Unidos; todo un evento comercial, más que deportivo que este año no sonará como la de 2020.

El artista canadiense, The Weeknd, será este año la estrella del medio tiempo de la SuperBowl con una canción, todo hay que decirlo, muy adecuada a estos tiempos. Save your Tears, "guárdate las lágrimas" en castellano.

El norteamericano iba a contar con una voz española a su lado, la de Rosalía. Una invitada para la que hasta ahora no había una confirmación oficial, pero que según el diario deportivo Marca, finalmente no estará en el estadio de Tampa donde se jugarán la copa de la NFL los del Kansas City Chiefs y los Tampa Bay Bucanners.

Lo que hay que apuntar es que este evento será una sombra económica de lo que normalmente es, con la presencial de una mínima fracción de los espectadores habituales y las apuestas reducidas un 37 % a 4.300 millones de dólares.

El mercado de los anuncios de televisión también va a resultar afectado a consecuencia del impacto de la COVID-19 en todo Estados Unidos. Este año, la cadena de televisión CBS es la que cuenta con los derechos de retransmisión y, por lo tanto, la que hará caja por los ingresos publicitarios. Una factura que puede alcanzar los centenares de millones de dólares.

La Super Bowl es el espacio más valioso de la televisión al otro lado del charco, al aglutinar hasta 100 millones de espectadores solo allí, sin contar los seguidores que tiene y el interés que despierta en el resto de rincones de mundo.

La "millonada" de Fox

Sin ir más lejos, en el 2020, fue la cadena Fox la que contó con los derechos para la transmisión de la 54ª final de la Super Bowl, lo que le supuso alrededor de 600 millones de dólares de ingresos en publicidad, de los que 435 millones fueron de los anuncios emitidos durante el descanso del partido.

Por aquel entonces, Fox cobró una media de 5,6 millones de dólares por un espacio de 30 segundos durante el partido. Y dependiendo del año, la Super Bowl puede atraer entre 40 y 50 anuncios televisivos.

Y es que podríamos decir que la publicidad de la SuperBowl siempre ha sido una actividad de alto riesgo, con marcas que gastan millones por, únicamente, 30 segundos de emisión. Sin embargo, este 2021 la factura que está en juego es aún mayor después de un año de golpes por la pandemia del coronavirus, la crisis económica, las manifestaciones por la justicia racial o el ataque al Capitolio del pasado 6 de enero.

Las que ya no están

Este año nos podemos olvidar de Budweiser, Coca-Cola, Ford, Hyundai o Facebook entre otras. Estas marcas han decidido no presentar anuncios especiales durante la Super Bowl aunque debido a la pandemia, más gente vaya a ver el partido por la tele.

Las que se quedan

Pero esto no significa que los anuncios de la Super Bowl 2021 vayan a ser pocos o aburridos, ni mucho menos. Y, como no Amazon no podía faltar. Al igual que el año anterior, el gigante del comercio ha querido enfocar su anuncio a Alexa, uno de sus productos estrella, que en la pieza adquiere una forma humana con el aspecto de Michael Jordan.

Tampoco, pese a al crisis de los semiconductores o Chips, General Motors quiere perderse su momento. El anuncio, titulado "No Way, Norway", sigue los pasos de un trío de viajeros, con Will Ferrel a la cabeza que viajan hasta el país escandinavo, hasta Noruega, en la nueva camioneta Hummer de General Motors y en los vehículos eléctricos crossover Cadillac Lyriq, que llegarán al mercado en los próximos dos años.

Novedades

Para otras muchas marcas esta sigue siendo una buena oportunidad para darse a conocer. Ha sido el caso de algunas como Chipotle

Otro recién llegado a la Super Bowl de este año es DoorDash, que ha vivido este ejercicio un incremento significativo de sus ingresos como consecuencia de los confinamientos y la pandemia del coronavirus.

Con todo y con ello, el anuncio que más nos ha llamado la atención es el del trader digital Robinhood. Protagonista de titulares durante las últimas semanas a cuenta del fenómeno GameStop y las restricciones a la compra de títulos que impuso de manera preventiva. El anuncio reza: "Todos somos inversores", podría ser una manera para que Robinhood reconstruya su imagen después de la crisis de la cadena de videojuegos.

Otras compañías, más adaptadas a los tiempos de pandemia, han ajustado sus espacios comerciales usando la conocida metáfora de los limones para la crisis de la COVID-19. Y es que cuando la vida te da limones, habrá que hacer limonada; o al menos eso es lo que nos dice la empresa de regresos, Bud Light.

Otras como la cervecera Anheuser-Busch han preferido optar por un mensaje más emocional y recordarnos los momentos que la pandemia nos ha arrebatado como compartir una cerveza con los compañeros de trabajo, una quedada con los amigos o una sala de conciertos con tu grupo favorito.

En el lado contrario hay marcas más tradicionales como Chettos que han optado por el humor.

O el jabón Tide, que apuesta por el eterno conflicto entre padres e hijos a cuenta del desorden y la suciedad de la ropa de los adolescentes.

Y por último destacar el papel de la marca de patatas, Pringles, y su llamado Retorno Espacial, donde nos muestran a un grupo de controladores aeroespaciales que por comer Pringles pierden en medio del océano a dos astronautas que han vuelto a la Tierra de su misión espacial.

Las campanadas "made in USA"

Y es que si en España, las Campanadas de Año Nuevo son el evento televisivo del año, en América es la SuperBowl.

En 2010, las marcas que querían emitir un anuncio de 30 segundos en el descanso de la Super Bowl tenían que pagar casi 3 millones de dólares; en 2019 la cifra superó los 4 millones de dólares, aunque el máximo se registró dos años antes con casi 5 millones a cambio de un pequeño spot de tan solo medio minuto. Está claro que son números que dan auténtico vértigo, aunque se espera que para este 2021 la cifra supere estos costes de los que hemos estado hablando.

Noticias relacionadas