Fiat-Chrysler también cede a la presión de Trump

TIEMPO DE LECTURA

1 min

09/01/2017 06:31

La automovilística Fiat-Chrysler invertirá 1.000 millones de dólares en los próximos tres años en dos de sus fábricas en Michigan y Ohio como parte de un plan de modernización que fue anunciado hace un año.

Parte de ese programa, que quedará completado en 2020, permitirá al grupo estadounidense habilitar una de sus plantas para que pueda fabricar uno de los modelos que actualmente se monta en México.


La firma anunció que la inversión será dedicada para modernizar una planta del estado de Michigan, para fabricar nuevas versiones de sus vehículos Jeep Wagoneer y Gran Wagoneer, y otra del estado de Ohio de donde saldrá un nuevo modelo del "pickup" de la marca Jeep.


La nota, sin embargo, no precisa si la intención de Fiat Chrysler es terminar reemplazando la producción de la camioneta Ram que se hace en México o si en el futuro ese modelo se fabricará en los dos países.


El anuncio se conoce cinco días después de que el grupo Ford cancelara una inversión de 1.600 millones en su planta mexicana de San Luis Potosí. Ambas decisiones llegan tras las amenazas del presidente electo Donald Trump de imponer aranceles a las automovilísticas que fabrican vehículos en México. Mientras, BMW ha señalado a la cadena BBC que está “absolutamente” comprometido con México donde está invirtiendo 1.000 millones de dólares en una nueva planta.

Noticias relacionadas